Por temor a escasez, inmigrantes se abastecen de arroz

RICHMOND, California, EE.UU. (AP). Los crecientes precios del arroz y las noticias de escasez están llevando a muchos inmigrantes en Estados Unidos _ asiáticos, hispanos, indios y otros _ a abastecerse de grandes cantidades de arroz, un alimento barato alguna que ahora alcanza precios récord en el país.

En las tiendas de esquina indias y en almacenes especializados en productos asiáticos, aquellos clientes que normalmente se llevaban a casa un bolsa de 9 kilos (20 libras) ahora están tomando dos, o incluso toman una bolsa de 22,7 kilos (50 libras).

Tome una escalada de precios y agregue noticias de disturbios sociales en el extranjero por falta de comida y tendrá a muchos consumidores en Estados Unidos irse a la segura y comprar de más, especialmente en vista de que el arroz se conserva bien. Eso causa ondas a todo lo largo de la cadena de consumo, afirmó Pat Daddow, dueño del negocio California Rice Exchange, un distribuidor por medio del que los agricultores venden el grano a los procesadores.

"Usted oye que los precios están subiendo, así que en lugar de comprar una bolsa, compra cinco", dijo. "Todos estamos pronosticando un aumento del precio, por lo que están intentando comprar antes. Eso crea un aumento de la demanda a corto plazo y los precios se vuelven más altos".

Para Daddow no se trata de una acumulación intencional del arroz para ocasionar que suba su precio.

"Es simplemente una conducta económica racional", afirmó. "Si la gasolina fuera a subir mañana, ¿Usted no llenaría su tanque?"

El aumento de demanda de arroz llevó a las cadenas estadounidenses de menudeo a limitar la venta de algunas variedades importadas del grano, como la llamada jazmín tailandés, la basmati india y el arroz blanco de grano largo, que no se cultivan en Estados Unidos. Las tiendas de medio mayoreo Sam's Club, una división de la cadena Wal-Mart Stores Inc. que provee de alimentos a negocios pequeños como restaurantes, limitó a sus compradores a adquirir un máximo de cuatro paquetes de 9 kilos (20 libras) cada uno.

Sin importar cómo lo llamen los expertos, el fenómeno es que los compradores están comprando más del tipo de arroz que prefieren.

"Yo he tenido que duplicar las órdenes", afirmó Kirk Tamachi, gerente de compras de alimentos asiáticos para el supermercado Berkeley Bowl en Berkeley, California. "Normalmente vendemos dos o tres sacos (de 50 libras) al día de las diferentes variedades que tenemos, pero ahora ya vendimos todas".

Las tiendas de comestibles en el vecindario neoyorquino de Flushing, hogar de uno de los tres bulliciosos barrios chinos de Nueva York, también han registrado un repunte en las ventas de arroz, junto con sus precios.

Todas las variedades de arroz cultivado en Estados Unidos han visto crecer sus precios a medida que ahora están cubriendo la demanda que normalmente satisfacen sus competidores en el extranjero. Los agricultores de California, por ejemplo, estarán vendiendo más a Turquía, ahora que Egipto, que también produce arroz de grano medio, detuvo sus exportaciones.

El arroz de grano largo, cultivado en el sur de Estados Unidos, subió de 397 dólares por tonelada en abril de 2007 a 794 dólares un año después. El arroz de grano medio, cultivado en California, subió de 551 dólares por tonelada a 750 dólares por tonelada en el mismo periodo.

Pero son los arroces importados que no se cultivan en Estados Unidos _ como el basmati o el jazmín, preferidos por muchos inmigrantes asiáticos _ los que tienen la demanda más grande y los que tienen los precios más altos.

A principios de abril, el jazmín tailandés se estaba vendiendo a 1.000 dólares por tonelada, y el basmati a 2.000 dólares por tonelada. Eso significó que las bolsas de 22,7 kilos (50 libras) se vendieran entre 36 y 40 dólares, lo que llevó a algunos compradores a llevarse a casa todo el arroz que tenían sus tiendas locales y crearon escasez localizada en ciertos barrios de inmigrantes.

"Las personas están tan angustiadas, que todo está subiendo. Es una locura", dijo Mahinder Parmar, dueño de Milan, una tienda que vende todo tipo de productos asiáticos, desde música india hasta dulces, instrumentos y especias.

Parmar muestra una bolsa de arroz Surti Kolam. Fue remarcada, de 12,99 dólares a 21,99 dólares.

"La gente oye lo que está pasando, quiere venir y comprar dos bolsas, no una", declaró. "Nosotros venderemos lo que está en inventario. Después de eso no sabemos".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes