Telemetro Telemetro Logo

Panamá recibe el viernes de contratistas nuevas esclusas

Los contratistas europeos que construyeron las nuevas esclusas del canal ampliado panameño traspasarán la obra el viernes a las autoridades, dos días antes de su inauguración y tras un largo retraso cargado de pleitos.

Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encabezado por las constructoras italiana Salini Impregilo y la española Sacyr, firmarán en la fecha con la Autoridad del Canal un documento que marcará la entrega de las nuevas estructuras, que representan el principal componente de la expansión, informaron el jueves ejecutivos de ambas partes.

El anuncio se formuló durante un nuevo ensayo en las nuevas esclusas de Cocolí, en la entrada del Pacífico del canal, en que se cruzó sin percances a un buque portacontenedores cargado que venía del Atlántico. Esta embarcación, de las más grandes que pueden pasar por las viejas esclusas, se aprovechó a último momento para otro de los exámenes finales en el nuevo sistema previo a la apertura el domingo.

Giuseppe Quarta, director ejecutivo de GUPC, y el administrador del canal Jorge Luis Quijano coincidieron en que el viernes se hará el traspaso, aunque el ejecutivo canalero aclaró que quedarán asuntos por resolver.

"Se hace la transferencia con toda una lista de pendientes, no es que se ha acabado", subrayó Quijano a la prensa, mencionando que resta hacer una limpieza, ajustes de controles en el nuevo sistema y los tres años de mantenimiento que debe dar el grupo a las nuevas esclusas tras su puesta en operación estipulados en el contrato.

Quarta dijo a The Associated Press que la Autoridad del Canal tendrá que certificar que la obra ha sido completada.

"Se ha pasado todas las pruebas y verificación", aseguró.

La obra debió estar terminada en octubre de 2014, según las proyecciones originales, pero se retrasó debido a demoras en la aprobación del concreto para las nuevas estructuras, conflictos laborales y una huelga del grupo por reclamos de supuestos sobrecostos multimillonarios. A esto se sumó al problema generado por unas filtraciones registradas en las esclusas del Pacífico a fines del 2015.

El costo original de la ampliación fue de 5.250 millones de dólares, aunque a la fecha alcanza los 5.450 millones a raíz de pagos que ha tenido que realizar el canal ante reclamos formulados por el grupo.