Telemetro Telemetro Logo

La familia


Amador Monsalve


Es el doctor más popular de Piedras Blancas. Su fama radica en que, en su pasado, fue también el picaflor del pueblo. Ahora, Monsalve actúa como el “papá y maestro” de José María; es su mayor consejero y, sin duda, su principal alcahuete. Monsalve, pese a ser un “picaflor retirado”, aún mantiene en sus maneras la galantería de sus años mozos: él es el dueño de un encanto que hace entrar en confianza hasta la más difícil de las mujeres.


Emelina


Es la tía y nana de Amapola. Juntas son propietarias y encargadas de La Miscelánea. Emelina es firme e intenta lucir impecable, a pesar del ritmo del negocio. Amapola es su tesoro principal: la cuida e intenta hacerla recapacitar sobre el amor que siente por el Picaflor. Emelina sufre al ver cómo Amapola no escarmienta, e intenta convencerla de que debe eliminar todo recuerdo del Picaflor de su vida. Aun cuando no sucede como Emelina espera, ella se conforma con ver a Amapola feliz, y acepta que su tiempo para el amor ya ha pasado.


Valeria (Hija de Azucena)


Es la hija postiza del Picaflor. Valeria es fruto de una relación pasada de su madre, Azucena. Al contrario de su madre, Valeria es más humilde, campechana y hasta rebelde, sin perder su inocencia. Valeria quiere lo mejor para su madre y no culpa al Picaflor de su amargura: para ella, José María no era el amor de la vida de Azucena, y ella debe aceptarlo. Luego de la muerte del Picaflor, Valeria sufre muchísimo. No obstante, este dolor le dura poco: José María, quien tampoco puede concebir la pena que ha provocado en el corazón de su hija, se le aparece “milagrosamente”. Desde entonces, Valeria cree ciegamente que su padre es una “divinidad” y luchará porque el pueblo lo reconozca así.