Carlos Baute defiende una España monárquica

Desde que tomara la decisión de abandonar su Venezuela natal para comenzar una nueva vida en España, el cantante Carlos Baute no ha tenido reparo alguno a la hora de involucrarse activamente en los asuntos públicos de su país de acogida, y a pesar de que en la península ibérica tiene lugar estos días un tenso debate entre los partidarios de la república como modelo de estado y los defensores de la monarquía, el intérprete ha querido dejar clara su posición al respecto en vez de optar por un silencio políticamente correcto.

"No quería olvidarme de dar la enhorabuena a Felipe VI por su coronación como rey de España, todos los que creemos en la monarquía vivimos un momento histórico el otro día", escribió en su perfil de Twitter junto a una de las fotos oficiales de la ceremonia de proclamación, un alegato que ha generado división de opiniones entre los más de dos millones de seguidores que atesora en la plataforma.

"No me puedo creer que ahora creas en reyes y reinas tras hacerte español. La monarquía es obsoleta y antidemocrática, menuda vergüenza. Y luego dicen que en Europa tienen sociedades más avanzadas", le espetó una seguidora tras leer un comentario que tampoco ha pasado desapercibido para quienes apoyan políticamente al cantante.

"Parásito es el gobierno de Venezuela y todos los corruptos que tenemos en Latinoamérica", le replicó una admiradora.El astro de la música fue probablemente consciente del revuelo que habían provocado sus palabras y, quizá por eso, prefirió no volver a hacer mención a un tema tan candente como controvertido, una actitud similar a la que exhibió meses atrás al decir abiertamente que apostaba por la permanencia de Cataluña en el estado español.

"A ver quién convence a la sociedad catalana de que estar juntos es lo mejor. La unión hace siempre la fuerza", aseguraba poco después de que se celebraran varias manifestaciones secesionistas en las calles de toda la región.Más allá de las reacciones que susciten sus ideas políticas, nadie puede reprochar a Carlos Baute que -teniendo en cuenta que posee la nacionalidad española- se exprese libremente y participe como cualquier ciudadano en el debate público.

No obstante, ha sido él mismo quien en alguna ocasión ha querido marcar distancias con su identidad europea para, entre otras cosas, rechazar una hipotética participación en el festival de Eurovisión representando a España.

"Me pidieron que actuará en el festival en nombre de todos los españoles, pero dije que no y lo diré siempre. Aunque tenga nacionalidad española y mis padres sean españoles, jamás le quitaré el trabajo a un español, por lo menos no ocuparé un puesto que le corresponde a un artista de aquí", reconocía en una entrevista con el diario 20 Minutos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes