Celebridades y compradores viven Semana de la Moda de NY

NUEVA YORK (AP). Naomi Campbell bailó en una acera de la avenida Madison, con unos "hotpants" de cuero. Alexander Wang encabezó una fiesta en una tienda departamental, y Anna Wintour, editora de Vogue, se atrevió a ponerse una camiseta.

¿Y Oscar de la Renta? El diseñador dominicano fue a una tienda estrecha en la misma avenida. Una banda de 12 músicos tocaba merengue mientras que bailarines profesionales, sacados de un estudio de ritmos latinos, ponía el ejemplo para que los invitados se unieran al festejo. Pero en realidad, sólo había espacio para que la mayoría de ellos sólo doblara las rodillas, en medio de la aglomeración, en la que no faltó el champaña ni el ceviche.

Todo ello sólo puede ocurrir en la noche de actividades al aire libre que se realiza en el marco de la Semana de la Moda. Se trata de una ocasión soñada por Wintour para atraer a compradores hacia las tiendas y revivir a la industria de la moda.

La serie de actividades durante una noche, que comenzó a realizarse el año pasado en Nueva York durante la Semana de la Moda, se extendió el viernes a 100 ciudades del país, y 16 naciones contemplan su propia versión.

Wintour hizo una parada temprano en la tienda de Ralph Lauren, donde posó en una camiseta alusiva al festejo, junto con David Lauren y Halle Berry. Dijo que el acto había crecido "en proporciones épicas" durante apenas un año.

"Tenemos que salir para que se divierta la gente. Vamos a propagar la moda y a hacer algo bueno para la economía", dijo.

La avenida Madison estaba repleta de taxis, mientras los compradores llenaban las aceras. Cientos de personas formaron fila frente a Bergdorf Goodman, donde Mary J. Blige, quien salió a promover su línea de anteojos, atrajo a una gran multitud.

"¡Te amamos, Mary!", gritaron muchos espectadores. Entre ellos estaba Michelle Blackman, abogada de 37 años, quien reside en Brooklyn. "Tenía que venir a verla", reveló.

Pero Blackman también tenía previsto hacer compras.

"Definitivamente compraré zapatos esta noche", dijo la mujer, quien aseguró que planeaba gastar entre 1.500 y 3.000 dólares. "Inyectaré algo de dinero a la economía".

El equipo formado por Mark Badgley y James Mischka, así como Lela Rose, Thakoon Panichgul y otros diseñadores, salieron a pasear a sus perros, que iban vestidos con prendas como sombreros de copa, vestidos de bodas y estolas.

"Uno no ve tanta emoción normalmente en las tiendas", dijo Badgley, mientras observaba a la multitud y sujetaba la correa de su beagle Ramel. Ramel y otro beagle iban vestidos como Fred Astaire y Ginger Rogers, y figuraron entre los tres ganadores del concurso.

Natalie Jackson, de 18 años, se llevó un anillo de 250 dólares en Barneys, mientras resonaba a todo volumen "I've Got a Feeling", de los Black Eyed Peas. "¿Por qué no sacar esta noche la tarjeta de crédito?", preguntó.

"Amo la industria de la moda. Tenía intención de comprar el anillo desde hace unos días, pero quise esperar hasta esta noche. Este ambiente hace que una quiera comprar", dijo Jackson, de Manhattan.

Campbell estuvo en el establecimiento de Dolce & Gabbana, promoviendo camisetas con fotos de ella misma en diferentes momentos de su carrera. Celebró así su 25to aniversario en la industria de la moda. La modelo llevaba una camiseta que llevaba impresa una foto de Herb Ritts, de la edición italiana de Vogue.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada