Ciclista, actor, ex Miss candidatos al Congreso colombiano

BOGOTA (AP). De ser elegidos, el legendario ciclista Fabio Parra trataría de promover el deporte, mientras que el actor de telenovelas Gregorio Pernía impulsaría mano dura para los políticos corruptos y el padre de un secuestrado buscaría el diálogo con la guerrilla.

Una ex reina de belleza defendería la causa de las mujeres de raza negra.

En las elecciones legislativas del 14 de marzo hay una quincena de personalidades ajenas a la política que buscan bancas en el Senado y en la Cámara de Representantes, entre ellas figuras del deporte, el espectáculo e incluso un hermano del individuo acusado de haber realizado la estafa más grande en la historia del país mediante una pirámide.

La candidatura de celebridades es un fenómeno que se viene registrando en muchos países y refleja " el cansancio de la gente con los políticos tradicionales, con la corrupción", expresó Juan Carlos Gómez, profesor de comunicación política en la Universidad de La Sabana, en Bogotá. Esto hace que "resulten atractivos los discursos" de personas que se valen de su imagen para lograr fines electorales.

El más conocido de todos estos candidatos es seguramente Parra, ídolo del ciclismo y quien llegó tercero en el Tour de Francia de 1988. Parra, quien tiene hoy 50 años, es licenciado en administración de empresas y gerencia una pequeña industria familiar dedicada a la fabricación de plástico. Dice que su objetivo es "defender los intereses del deporte".

Plantea "una reestructuración" del deporte, aunque sin hacer propuestas concretas.

Parra se postula por el partido conservador Cambio Radical, el mismo que tiene entre sus candidatos a Pernía, actor de televisión y teatro que protagonizó populares telenovelas, incluida "Milagros de Amor".

Pernía dijo que decidió postularse por su "vocación de servicio".

"Soy hijo de una persona que formó parte de la política colombiana por más de 40 años", explicó Pernía al referirse a su padre, Julio César Pernía, un dirigente regional que ocupó un escaño en la Cámara de Representantes y fue candidato a la presidencia por la Alianza Nacional Popular (Anapo) en 1978.

Pernía afirmó que entre sus principales propuestas están la implementación de "castigos más duros para los hombres que maltraten, violen o ultrajen a la mujer" y una pena de 40 años para cualquier congresista que sea encontrado culpable en actos de corrupción.

Cuando se le menciona su falta de experiencia en la política, Pernía dice que "hay gente que puede estar muy educada pero finalmente creo que entre más educados y más preparados, más roban".Además de actores y deportistas, hay entre los candidatos otras figuras ajenas a la política que intentan explotar su imagen conocida, como Vanessa Mendoza, reina nacional de belleza del 2001. Mendoza, la primera mujer de raza negra que conquistó ese título de belleza en Colombia, se postuló a la Cámara de Representanees por la circunscripción especial de comunidades afrocolombianas, a las cuales busca reivindicar mediante el mejoramiento de sus condiciones de vida.

Por su parte Gustavo Moncayo, de 55 años y cuyo hijo Pablo Emilio Moncayo, un cabo del ejército que está secuestrado desde 1997 por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), busca un escaño al Senado por el Polo Democrático Alternativo, de izquierda.

Moncayo, quien ha organizado numerosas manifestaciones de protesta, dice que desea crear conciencia sobre el sufrimiento que generan el secuestro y el conflicto interno.

"Es mi deseo... (que) no haya más padres de familia sufriendo la tristeza, el dolor y el sufrimiento que sufrimos nosotros en carne propia" por el secuestro de Pablo Emilio, expresó Moncayo, quien está a favor de un "intercambio humanitario" de secuestrados por guerrilleros presos y de la resolución del conflicto colombiano a través del diálogo.

Entre los aproximadamente 2,500 candidatos que pujan por 166 bancas en la cámara baja y 102 en el Senado figura asimismo Cristian Murcia Guzmán, de 34 años, hermano de David Murcia Guzmán, detenido en noviembre del 2008 y acusado de ser el cerebro de un sofisticado sistema ilegal de inversiones que ofrecían intereses de más del 100% en un mes.

El sistema de "pirámide" colapsó en 2008 y miles de inocentes ahorristas perdieron todo lo que habían invertido en la firma de David Murcia, conocida como DMG. Según calculan las autoridades colombianas, la estafa ascendió a unos 2,000 millones de dólares.

David Murcia, extraditado el 6 de enero a Estados Unidos bajo cargos de lavado de activos, siempre negó que su firma fuera una forma de blanquear activos del narcotráfico o que hiciese manejos ilegales. Hay quienes no están de acuerdo con el cierre de la empresa, que dio grandes ganancias a muchas personas en su primera etapa.

Cristian Murcia, un graduado de "la universidad de la vida", según se describe él mismo, se postula al Senado con el aval del pequeño partido independiente Apertura Liberal. Afirma que lo hace a pedido de ex ahorristas, con el objetivo de reabrir DMG y "hacer una política limpia, pura... para servirle al pueblo, no para aprovecharse del pueblo".

De acuerdo con el profesor Gómez, a pesar de las buenas intenciones, estos candidatos sin experiencia rara vez son elegidos, y si lo son, "pasan de desempeñar un papel protagónico a un papel secundario" porque llegan solos o sin capacidad para hacer alianzas en un medio en el que son necesarias, como es el Congreso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada