Contaminación y cambio climático a través del arte kuna

Panamá (EFE). El pintor panameño Oswaldo de León Kantule ha emprendido a través de su arte una campaña contra los peligros que entraña la energía nuclear, la contaminación, la modificación genética de los alimentos o el cambio climático.

Originario del paradisíaco archipiélago de Kuna Yala, en el Caribe de Panamá, el artista presenta actualmente en el Museo de Arte Contemporáneo de Panamá una exposición de su obra más reciente, centrada en la necesidad de preservar el medio ambiente, pero en la que también defiende la identidad cultural de los indígenas kunas.

"El año pasado estuve (en las islas) y el problema de la contaminación me tocó", dijo en una entrevista con Efe el pintor, que desde hace ocho años reside en Canadá.

"Vi un cambio muy grande (...) parte de la culpa la tienen los kunas y parte es debido a la basura que viene del Caribe, es horrible", agregó el artista sobre el problema cada vez mayor de contaminación que sufren las más de 350 islas de Kuna Yala.

"Quise realizar esta exposición para transmitir mis preocupaciones (...) usando símbolos, señales o signos, ya sea de mi etnia Kuna, símbolos ancestrales, o símbolos urbanos de nuestra cultura actual", agregó.

De León Kantule, que tiene obras en varios museos y colecciones particulares de América y Europa, afirmó que la esencia de su pintura, no obstante, sigue siendo la mitología, la cosmogonía y la tradición oral de este pueblo indígena panameño.

"Son los principios en los que se basa el arte tradicional Kuna, como la dualidad, la repetición, la multidimensionalidad y el uso de la metáfora en el lenguaje, porque mucha de mi obra está llena de metáforas. Es una obra poética", agregó.

En sus cuadros coloristas, la basura y los plásticos son presentados como algo bello, aunque plasmando el peligro que entraña su multiplicación descontrolada, sobre todo por la dificultad que supone deshacerse de ellos en unas islas como Kuna Yala.

"Quise hacer algo diferente a lo que había hecho anteriormente", aseguró De León Kantule, que en sus más de veinte años de carrera artística sobre todo ha desarrollado su obra en torno a la mitología y la cultura ancestral de su pueblo.

"La esencia de la cultura kuna sigue estando ahí, es lo que lo hace diferente", dijo no obstante el pintor.

"Cuando ves obras de los mayas, reconoces que es una obra maya, ya sean esculturas o murales. Yo he querido que cuando la gente vea mi obra diga: ah, eso lo hizo un kuna", declaró.

Admitió que su pintura está avanzando a lo abstracto, pero advirtió que aún así, "no se parece en nada a la abstracción que han desarrollado los europeos".Pese a que se mostró convencido de que se puede hablar de un "arte kuna contemporáneo", defendió que ningún kuna pinta como él.

Hay muchos pintores, de mentalidad "colonizada", que "retratan a mujeres kunas, y dicen que eso es pintura kuna, porque refleja el rostro kuna, pero es una cosa vacía", afirmó.

"Yo -agregó- cuando lo veo, me acuerdo de la letra de Atahualpa Yupanqui, que dice: Pintor, pintaste mi poncho, pero te olvidaste de pintar mi dolor".

"Eso es lo que yo busco en mi obra. Para el kuna el arte debe servir de algo, la obra debe tener un mensaje que pueda servir para cambiar a alguien, su mentalidad", añadió el artista.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada