Dayana, una Miss Universo que sólo quería ser modelo

CARACAS (AFP) - El sueño de la flamante Miss Universo 2008, la venezolana Dayana Mendoza, era ser modelo y por eso desde los 15 años viajó al sur de Francia para competir en un concurso que le permitió lucir los trajes de los mejores diseñadores europeos.

Pese a que en Venezuela, país que ya ostenta cinco coronas de Miss Universo y otras tantas de Miss Mundo el sueño de muchas niñas es convertirse en reina de belleza, esta impresionante morena de ojos verdes y de 1,78 m de estatura se resistía a entrar en este mundo.

"Ella no quería concursar en el Miss Venezuela. Le gustaba el modelaje pero no la competencia. Poco a poco Osmel Sousa (el organizador del certamen de Miss Venezuela) y el diseñador Giovanni Scutaro la convencieron", explicó a la AFP su padre, Willy Mendoza.

La joven compitió en el concurso de Miss Venezuela casi en el límite de la edad, a los 21 años, en septiembre de 2007. Para la ceremonia de Miss Universo, celebrada el lunes en Vietnam, ya había cumplido los 22.

Los organizadores del certamen que elige a la mujer más bella de este país la describen como una joven tímida y reservada, que se fue abriendo poco a poco.

"Llegaba con una sonrisa a flor de labios, puntual, con la motivación de superarse, de aprender, sumamente organizada, atendiendo su crecimiento profesional y personal. Notamos en ella su evolución, se convirtió en una muchacha más abierta, más receptiva", dijo hace pocos días Osmel Sousa.

©AFP DARREN DECKER"La conocí siendo una niña. Dayana se presentaba en los castings con el uniforme de la escuela", recuerda por su parte Goizeder Azúa, quien fue Miss Venezuela en 2002.

La nueva Miss Universo procede de una familia de clase media de Caracas, que la hizo estudiar en escuelas de monjas y la ha podido acompañar muy poco en sus viajes fuera de Venezuela.

En un barrio de clase media al este de Caracas viven Willy y María Auxiliadora, los padres de Dayana Mendoza, que son administradores y no pudieron viajar a Vietnam, y su hermana menor, Daniela, de 19 años, además del novio de la miss, el guitarrista Daniel Cesari.

Hace un año y medio, Dayana Mendoza fue víctima de un secuestro-express, algo que mencionó durante la rueda de prensa que ofreció en Vietnam tras ser coronada Miss Universo.

La joven se desplazaba con su novio por Caracas en un vehículo todo terreno cuando cayeron en manos de un grupo que les obligó a ir a varios cajeros automáticos para hacer retiros de dinero y robarles todas sus pertencias, antes de abandonarlos en una calle de la ciudad horas después.

"Es algo que ocurre en mi país, incluso a gente que no tiene dinero (...) Por eso quiero aprovechar para decir al mundo que la violencia no es la respuesta", dijo Dayana Mendoza al recodar ese episodio.

Además de español, la nueva Miss Universo habla inglés, francés e italiano. "Los aprendió a la fuerza, en su trabajo de modelo ya que la primera vez que viajó apenas tenía conocimientos básicos de inglés", narra el padre.

"Se las vio duras en un país extraño sin conocer la lengua ni las costumbres", comenta, subrayando que ni su madre ni él podían acompañarla debido a sus compromisos laborales y lo caros que resultaban los viajes.

La carrera de modelo, que le ha hecho pasar hasta seis meses por año fuera de Venezuela, impidió a Dayana proseguir sus estudios en la escuela y sólo terminó el bachillerato en un sistema de educación para adultos. Ahora, la reina de belleza ha dicho que quiere ser decoradora de interiores.

Los venezolanos, que celebraron con fuegos artificiales su elección como Miss Universo, un título que el país, cuna de mujeres hermosas, no lograba desde hacía doce años, esperan ahora el regreso de Dayana, previsto a finales de julio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada