Diablos reivindican danza tradicional boliviana

LA PAZ (AP). Centenares de diablos y diablesas comandados por un ángel bailaron al frente de la Casa de Gobierno para reivindicar el origen boliviano de la danza folclórica llamada "diablada".

Bolivia ha reclamado formalmente que la candidata peruana en el certamen de belleza Miss Universo utilizó como atuendo folclórico representativo de su país, un vestido inspirado en la tradición boliviana.

La singular concentración generó que varias agrupaciones de la danza vistieran sus mejores trajes conformados por grandes caretas multicolores de enormes cuernos y ojos saltones que usualmente lucen en el carnaval de Oruro, una celebración que es considerada por las Naciones Unidas como Patrimonio Intangible de la Humanidad.

En esta ocasión los diablos fueron convocados por el gobierno del presidente Evo Morales.

Los bailarines disfrazados demostraron con saltos su alegría mientras el vicepresidente Alvaro García y un nutrido público los aplaudían. El espectáculo incluyó luces, juegos artificiales y mucho fuego que salían por las bocas de los diablos.

Una ceremonia similar tuvo lugar en Lima hace unos días, cuando las autoridades peruanas reclamaron la paternidad de la diablada y se anuncia que en Puno se realizará otra el fin de semana.

La disputa emergió cuando la representante de Perú en Miss Universo, Karen Schwarz, lució la pasada semana el atuendo de la diablada. La gala final del concurso será el domingo en Bahamas.

El Ministerio de Culturas envió la semana pasada una carta impugnando ante los organizadores del Miss Universo el que Perú se atribuya el origen de la danza andina.

Bolivia reivindica el origen del baile, que es el icono del Carnaval de Oruro, celebrado cada año en esa ciudad y al que la Unesco declaró patrimonio cultural en 2001.

García en declaraciones a la televisora PAT dijo sentirse "complacido" de presenciar el show, que demuestra el sentir de los bolivianos ante una apropiación cultural.

El baile está inspirado en el diablo, al que rinden ofrendas los mineros bolivianos invocando protección para sus vidas cada vez que ingresan a los socavones, ya que existe la creencia que esa deidad maléfica habita en las profundidades. Los orígenes de la danza datan en tiempos de la colonia cuando los dos países eran uno sólo bajo el Virreinato de Perú.

Bolivia también llevó la reivindicación del origen boliviano de la diablada a las televisoras internacionales con propagandas que comenzaron a difundirse por la cadena Telesur desde el lunes y desde el martes por la cadena CNN en Español.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada