Estrellas toman más riesgos en la alfombra roja del Oscar

LOS ANGELES (AP). La directora y la protagonista de "La teta asustada", el filme peruano postulado al Oscar a la mejor película extranjera, recorrieron el domingo la alfombra roja destacando a su país natal: Claudia Llosa con un vestido diseñado por su propia hermana y la actriz Magaly Solier con un broche en forma de flor de papa en la cintura.

Con su larga cabellera recogida, Llosa modeló un vestido azul marino con un solo tirante cruzado, mientras que Solier, cuyo personaje se pone una papa en la vagina por miedo a ser violada al igual que su madre, llegó al Teatro Kodak con un broche en forma de flor de papa adornando su vestido azul marino con rayas grises de la diseñadora peruana Lucia Cuba.

"Hoy sólo he comido lechuga para que me entre", bromeó la actriz de 23 años refiriéndose al vestido ajustado, mientras desfilaba camino a la ceremonia.

En años recientes ha habido un patrón de atuendos poco atrevidos en los Oscar, con las celebridades conscientes de que las fotos que les tomarían los seguirían por el resto de sus vidas. Pero este año hubo una sensación refrescante y divertida.

"Nos estamos moviendo en formas arquitectónicas y nos estamos alejando de todas esas telas. No hubo mucho de 'divas' este año", observó Sharon Graubard, vicepresidenta senior de análisis de patrones de la firma de pronósticos Stylesight. "Se trató de glamour, de mucho gusto, glamour maduro".

El español Antonio Banderas, quien ayudó a producir el corto animado nominado al Oscar "La Dama y la Muerte", y su esposa Melanie Griffith desfilaron tomados de la mano, ambos vestidos por Versace. Ella con un vestido y un chal negros; él con un esmoquin del mismo color y una crecida barba canosa.

"Me encantó Sarah Jessica Parker en Chanel. Fue interesante, romántico y ella es fantástica como persona que toma riesgos", dijo Mary Alice Stephenson, comentarista de estilo y modas.

Y lo mismo dijo de Diane Kruger, quien lució un Chanel blanco con bandas negras alrededor del cuello, la cintura y cerca de la rodilla.

El vestido rosa pálido sin tirantes de Jennifer López, de Armani Prive, tenía un doblez espectacular en un lado y una cola moderna exagerada que desprendía de su cadera. Armani dijo que el vestido estaba inspirado en el romance y misterio de la luna.

Charlize Theron también mostró una vibra futurista con un vestido diseñado por John Galliano para Dior, que llevaba el busto cubierto por dos rosas plisadas.

Sandra Bullock, ganadora del premio a la mejor actriz por "The Blind Side", lució un vestido metálico reluciente, ceñido al cuerpo, que parecía diseñado a semejanza de la estatuilla del Oscar. El vestido fue un éxito, dijo la diseñadora Patricia Field, resaltando que era "simplemente elegante".

Bullock y otras estrellas resaltaron su estilo en la alfombra considerada el desfile más importante de Hollywood, donde muchas celebridades optaron por colores fuertes y brillos.

El dorado fue un patrón resaltante. Kate Winslet parecía una estrella a la antigua en su traje ajustado sin tirantes. Cameron Díaz, maquillada con un intenso colorete, fue otra sirena en dorado, con un vestido sin tirantes de Oscar de la Renta. Y Miley Cyrus desfiló con un vestido del mismo color de Jenny Packham.

Otro look de vanguardia fue el Givenchy de la actriz de origen dominicano Zoe Saldaña, estrella de la sensación animada en 3D "Avatar", quien lució un vestido morado y lila sin tirantes y con busto de pedrería.

Las flores fueron otro patrón. La ganadora del Oscar a la mejor actriz de reparto, Mo'Nique, complementó su vestido de Tadashi Shoji con una gardenia en la cabeza, mientras que Bullock hizo lo propio con un bordado floral en la parte frontal de su vestido Marchesa.

Mo'Nique explicó que llevaba la flor en memoria de la difunta Hattie McDaniel, quien hizo lo mismo en 1940.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada