Fallece Mario Benedetti a los 88 años

MONTEVIDEO (AP). El laureado escritor Mario Benedetti, un prolífico autor uruguayo cuyas novelas y poemas reflejan la idiosincracia de la clase media y un compromiso social forjado tras años de exilio, murió ayer domingo, indicó un colaborador suyo. Tenía 88 años.

Benedetti murió en su casa en Montevideo, según confirmó a la AP su secretario personal Ariel Silva. Había sufrido de problemas respiratorios e intestinales durante más de un año, y el 6 de mayo fue dado de alta de un hospital.

Por el momento Silva no quiso agregar comentarios sobre el deceso, para respetar los momentos de dolor de los familiares y allegados del escritor.

En su extensa producción de más de 60 obras literarias, Benedetti abordó todos los géneros e incluso compuso algunas canciones. En 1986 recibió el premio "Jristo Borev" de Bulgaria por su obra poética y ensayista, y al año siguiente Amnistía Internacional le otorgó el Premio Llama de Oro por su novela "Primavera con una esquina rota".

En 1999 obtuvo el galardón "Reina Sofía de Poesía Iberoamericana".

Las obras "La tregua" (1960) y "Gracias por el fuego" (1965) significaron la incorporación de Benedetti al llamado "boom" de la novela latinoamericana de la década de 1960, corriente a la que también pertenecen el colombiano Gabriel García Márquez, el argentino Julio Cortázar, el peruano Mario Vargas Llosa y el mexicano Carlos Fuentes, entre otros. Novelas de amor a la vez que de toma de conciencia frente a una sociedad en crisis, ambas fueron éxitos literarios, en particular "La tregua", la cual fue traducida a 19 idiomas y llevada al cine, teatro, radio y televisión.

La versión cinematográfica (Sergio Renán, 1974) fue nominada al Oscar a la mejor película extranjera en 1975.

"No creo que tengamos que hablar de pérdida porque va a seguir siempre con nosotros", dijo la ministra de Educación y Cultura, María Simon, al canal 12 de la televisión luego de que se supo la noticia.

Según medios periodísticos, las autoridades están gestionando algunos homenajes oficiales por las exequias del escritor, aunque el secretario de prensa de la Presidencia, José Luis Veiga, explicó telefónicamente a la AP que "es algo que todavía se está resolviendo, y por ahora no hay nada dispuesto".

El director de Cultura de la Intendencia (alcaldía) de Montevideo, Mauricio Rosencoff, dijo al portal en internet del diario El Observador que "nuestra intención es que el velatorio sea en el Palacio Legislativo. Estoy en comunicación con (el vicepresidente) Rodolfo Nin Novoa y María Simon, pero estamos esperando para saber cuáles son las disposiciones que dejó Mario".

Entre otras obras destacadas, escribió el ensayo "El escritor latinoamericano y la revolución posible", de 1974, los cuentos de "Con y sin nostalgias" en 1977 y los poemas de "Viento del exilio" de 1981. También publicó "El país de la cola de paja", "Montevideanos" y su obra "Poemas de la oficina", de rotundo éxito.

Inclinado en la izquierda ideológica, fue uno de los constantes y firmes defensores de la revolución cubana y mantuvo inalterable su adhesión al líder cubano Fidel Castro.

Don Mario, como lo llamaban muchos que simpatizaban con su obra literaria, solía almorzar en un restaurante y bar a pocos metros de su departamento, compartiendo un buen vaso de vino con su secretario Silva. Benedetti era viudo y no tuvo descendencia.

El mozo (camarero) que lo atendía habitualmente, Miguel Braga, por quien tenía una especial simpatía, se manifestó acongojado por el fallecimiento y le dijo a la AP que "por encima que puedan gustar o no sus libros, era una persona admirable y hasta último momento luchó por sus ideas y prosiguió escribiendo", pese a que se notaba el deterioro de su salud.

Cuando concurría a sus almuerzos diarios _suspendidos desde enero, ya que almorzaba en su departamento_ personas desconocidas que lo reconocían le saludaban cordialmente y algunos le pedían autográfos.

El escritor nació el 14 de septiembre de 1920 en la ciudad de Paso de los Toros, en el departamento (provincia) de Tacuarembó, convirtiéndose en uno de los más prolíficos escritores del Uruguay.

Como miles de uruguayos, marchó al exilio en 1973 con el surgimiento de una dictadura militar que se extendió casi 12 años. Vivió en Buenos Aires, Lima, La Habana y Madrid.

"Pienso que lo único positivo que hizo la dictadura uruguaya fue desparramar a mis montevideanos por todo el mundo, y seguí escribiendo sobre ellos en las distintas geografías del exilio", dijo en alguna oportunidad.

En 1959 viajó a Estados Unidos luego de reticencias de las autoridades estadounidenses para otorgarle la visa porque en un periódico de izquierda se publicaron poemas suyos.

Además contaba que tuvo que firmar, entre otras cosas, el compromiso "que no iba a matar al presidente estadounidense". Dijo que al momento de firmar recordó que todos los presidentes estadounidenses asesinados lo fueron a manos de ciudadanos de ese país.

En ese mismo año lo marcó políticamente la revolución cubana, a la cual defendió siempre y a la que consideró "un sacudón que nos cambió todos los esquemas y que transformó en verosímil lo que hasta entonces había sido fantástico. Hizo que los intelectuales buscaran y encontraran, dentro de su propia área vital, motivaciones, temas y hasta razones para la militancia".

Junto a su actividad como escritor, Benedetti incrementó su participación política y pasó a liderar el "Movimiento de los Independientes del 26 de Marzo", que luego se integró al Frente Amplio, la coalición de izquierdas que en el 2005 alcanzó el gobierno en Uruguay.

Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farrugia _su nombre completo_ se casó en 1946 con Luz López Alegre.

"Casarse con alguien que lleva la luz y la alegría en su nombre parece una buena inversión", afirmó. Aunque se habían conocido desde niños, Benedetti recordaba que "tardé seis años en decírselo y ella un minuto y medio en aceptarlo".

Sobre su nombre comentaba: "Yo me llamo Brenno, también mi padre y mi abuelo tenían ese nombre, tengo tíos que se llaman Brenno; en fin, este nombre parece ser nuestro distintivo, como la marca de fábrica".

Después de casarse, escribió "La víspera indeleble", de la cual no vendió ni un ejemplar, aunque recibió ánimos de algunas personas, como el poeta Juan Cunha, que le dijo: "Es un mal libro de un buen poeta". Luego publicó "Sólo mientras tanto", con una venta de nueve ejemplares.

En 1949 escribió su primer libro de cuentos, "Esta mañana", donde empezó a dibujar los personajes "benedittianos": hombres y mujeres poco interesantes que se meten en amores o desamores tampoco muy interesantes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada