Festival de teatro de Aviñón abre con adaptación de Visconti

El 70º festival de Aviñón (sur de Francia), una de las mayores muestras teatrales de Europa, empieza este miércoles con "Les Damnés", una adaptación de la película "La caída de los Dioses", de Visconti, a cargo de la prestigiosa Comédie Française.

El belga Ivo van Hove, de 57 años, considerado como uno de los grandes creadores europeos de la escena teatral, con más de cien espectáculos a sus espaldas, algunos de ellos adaptaciones de películas, dirigirá la obra.

Van Hove dirige en Amsterdam la Toneelgroep, una de las compañías más imaginativas de Europa, que cuenta con un grupo de actores permanentes, como es el caso de la Comédie Française.

La Comédie Française hacía 23 años que no participaba en el festival de Aviñón.

"La caída de los Dioses", estrenada en 1969, muestra la caída a los infiernos en 1933 de una adinerada familia alemana, propietaria de varias acerías codiciadas por el Tercer Reich. Entre maquinaciones y asesinatos, la familia acaba rota por el odio y el nazismo.

"El espectáculo cuenta muy claramente cómo una sociedad que estaba considerada (...) de cultura elevada, gran progreso, que tenía una gran democracia, cómo un país civilizado consiente la barbarie", explica el actor francés Denis Podalydès, que interpreta a Konstantin, el hijo pequeño de la familia y miembro de las SA alemanas.

La obra teatral empieza con imágenes de archivo del incendio del Reichstag. Aunque bien anclada en su época, para Ivo Van Hovetiene la historia tiene "resonancias hoy en día".

"Vemos por todas partes, en Europa y en todo el mundo, en América, un avance de los populismos y de la extrema derecha. Hay algo que da que pensar, cuando un jefe de Estado, un político, nos hace seguir nuestros sentimientos profundos, nuestros impulsos".

"La caída de los Dioses" es también una tragedia familiar. Martin, el joven heredero, cae en el nazismo por odio contra su madre, que no le dio el amor que esperaba.

Con el director belga, "estamos en un mundo donde se mezcla el teatro y el cine de una forma muy inteligente y creativa. Es apasionante", confiesa Denis Podalydès que, junto a otros grandes nombres de la interpretación francesa, como Guillaume Gallienne o Eric Génovèse, todos miembros de la Comédie Française, forman un reparto de lujo.

Durante la obra, un camarógrafo se desliza por el escenario y graba a los actores, cuyas imágenes se ven proyectadas en el fondo.

"Filmar forma parte de su estética, incluso en el teatro. Cuando ensayábamos, teníamos la impresión de estar en un rodaje, en una película, con los tiempos de espera, los ajustes de los movimientos de la cámara. Incluso la interpretación, ya que sabíamos que tendríamos micrófonos, sin buscar (la actuación) frontal, más bien movimientos cruzados", precisa el actor.

"No me interesa la técnica", señala por su parte Ivo van Hove, "para mí, el cine está siempre ahí para apoyar la interpretación de los actores".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes