Ivy Queen cuenta su historia de superación

SAN JUAN. (AP) No completó la escuela superior y su vocabulario, como ella misma afirmó, "es el de la calle", pero Ivy Queen dio cátedra.

La cantante habló de sus experiencias de vida y cómo ha ido superando distintos obstáculos de la vida, ante un grupo de estudiantes de duodécimo grado de una escuela privada que durante un curso de español la seleccionaron como la mejor exponente del reggaetón por la letra de sus canciones.

La autodenominada "Caballota" les recomendó a los alumnos de la Bayamón Military Academy a no juzgar a las personas por su exterior, sino a tratar de conocerlas por lo que "sienten en su corazón".

"Yo no tengo cuarto año porque llegué hasta (grado) 11, pero tengo un bachillerato de la vida.... yo estoy graduada de la academia de la calle y con honores", indicó la intérprete de "Que lloren", durante un foro sobre identidad puertorriqueña, en particular sobre la música que los estudiantes entienden representa a la juventud del país: el reggaetón.

La cantante indicó que no hubiese querido hacer otra cosa en su vida que no fuera cantar, aunque aseguró que si tuviera la oportunidad de regresar a la escuela superior, lo haría.

Y de todos los géneros a los que se podía dedicar escogió el reggaetón porque representó para ella un reto como mujer.

"Yo escogí este género porque todo el mundo me decía que no era un género de mujer, que es de hombres y que era de atorrantes y cuando a mí me dicen que no, ahí es que me pongo los pantalones en mi sitio y le meto mano, destacó Martha Ivelisse Pesante, nombre de pila de la reina del reggaetón.

Además le llamó la atención la temática "real" de las composiciones "y de ahí comencé a defender a la mujer (en mis canciones)".

La intérprete aseguró que se ha ganado el respeto de los exponentes varones del género porque ella también los ha respetado a ellos.

"Al principio fue difícil, pero yo los respeto y ellos me respetan... el resto fue probarme a mí misma que podría sobrevivir", declaró con orgullo.

Sostuvo que es auténtica y que no le molesta que la vean como un modelo a seguir siempre y cuando las personas entiendan que es una mujer como cualquier otra que llora y que le gustan las canciones románticas.

"Yo quiero seguir siendo un 'role model' (modelo a seguir) siendo lo que yo soy, siguiendo lo que siento. La gente me sigue por eso, porque no soy una feca (falsa), usando vocabulario extenso, fino", dijo.

La también portavoz del proyecto Banderas de "Susan G. Komen for the Cure" aseguró que se convirtió representante de ese programa porque su madre es una sobreviviente de cáncer de mama y porque entiende que puede educar sobre la enfermedad.

Por ello, está dispuesta a llevar el programa a la cárcel de mujeres para conscientizar a las reclusas sobre la importancia de hacerse el autoexamen de detección de cáncer de mama a tiempo.

"Me siento súper orgullosa de representar a la mujer... muchas mujeres me piden consejo porque me ven como una mujer fuerte, pero yo también me caigo, me rajo las venas con (las canciones de) Ednita (Nazario), escucho la música (del grupo mexicano) Camila", indicó.

En cuanto a la fama, dijo que le ha ayudado a ganar dinero para pagar su casa, sus deudas y ayudar a su familia, pero como todo, tiene su lado negativo.

"No me gusta (de la fama) que se meten en tu vida... si te dejaste (de tu pareja), todo el mundo quiere saber por qué... uno tiene que aprender a trabajar con el morbo... aunque la casa se te esté desboronando", aseveró.

Aunque su retiro está aún muy lejos, señaló que desea ser recordada como la fenecida cantante cubana Celia Cruz, quien "estuvo cantando hasta el último aire de su vida".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres disfrutar de los mejores hoteles?