Moda masculina en Milán: elegancia despreocupada

MILAN (AFP). El hombre del próximo invierno hará gala de una elegancia indiferente, optando por un estilo clásico en versión contemporánea, decretaron los diseñadores de moda milaneses.

Hay muchas prendas en tejido de punto en estas colecciones que recurren al estilo deportivo y al espíritu casero con sudaderas y calzones, cuellos extra largos y botines acolchonados o polainas para protegerse del intenso frío.

Con una silueta de rockero maldito, provisto de guantes de cuero y cabello largo rebelde, la gorra de lana hasta las orejas, el hombre del vestido nacional (chaqueta, chaleco y pantalón) juega a fondo con el contraste clásico/despreocupado y sobre la mezcla de materias.

El bello traje de tres piezas del banquero se usa con un cuello tortuga. Las chaquetas cambian sus faldones clásicos en franela por una lana tejida.

Emporio, la línea juvenil de Giorgio Armani, investiga también en la materia con numerosos tejidos tecnológicos, proyectando al hombre hacia el futuro e inspirándose en formas geométricas.

Armani propone curiosos gorros y abrigos erizados de pequeños conos, así como prendas que parecen caparazones para guerreros del espacio.

Las aplicaciones son decididamente deportivas y dinámicas, en todos los matices del gris, vivificados por toques fluorescentes, amarillos o verdosos.

Jil Sander exalta a fondo su estilo depurado con una colección muy gráfica para una apariencia muy futurista también.

Las capas y chaquetas deportivas, usadas con pantalones estilo "cigarrillo", super ajustados, están dotadas de retazos de formas ovoides, que sirven de bolsillos o cierres.

Los pullovers color marfil de cuellos asimétricos son construidos como colchas de retazos de formas redondeadas.

En la firma Dolce & Gabbana, el hombre recobra su virilidad latina.

Los modelos, con sus clásicas boinas-gorras sicilianas, parecen salir de la película "Baaria", una saga novelesca filmada por Giuseppe Tornatore en la región de Palermo.

Los estilistas Domenico Dolce y Stefano Gabbana retornaron a sus raíces mediterráneas al recurrir a los modelos que les dieron éxitos.

Los impecables vestidos son de terciopelo oscuro.

Las camisas, de pequeños cuellos finos, rigurosamente blancas, se usan con una pequeña corbata y un chaleco sin mangas.

La malla es omnipresente: pullovers tejidos a mano, chaquetas de lana de amplios cuellos. Sin olvidar los calzones estilo abuelo.

Tanto como Jil Sander y Dolce & Gabbana, Christopher Bailey recurre a la herencia de la casa británica Burberry proponiendo suntuosos abrigos de estilo militar, color kaki, grandes capas de botones dorados y chaquetas de cuero muy suaves.

El domingo le tocará el turno a Prada, Bottega Veneta, Gianfranco Ferré, Roberto Cavalli, Salvatore Ferragamo y Vivienne Westwood de presentar sus colecciones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada