Prostituta de Spitzer reclama 10 millones por videos

MIAMI (AFP) - Ashley Alejandra Dupre, la joven prostituta que fuera contratada por el ex gobernador de Nueva York Eliot Spitzer, demandó por 10 millones de dólares al propietario de Girls Gone Wild (Chicas enloquecidas) por un video realizado en Miami Beach cuando tenía 17 años, según su abogado.

La demanda fue presentada el lunes en un tribunal federal de Miami contra Joseph Francis, fundador de Girls Gone Wild, por la filmación de la joven con el torso desnudo y en escenas eróticas luego de emborracharla, indica el documento presentado.

Ashley, que trabajaba bajo el nombre de "Kristel" como prostituta de alto nivel en Nueva York, cobró gran notoriedad en marzo cuando se destapó el escándalo que la implicó en relaciones amorosas por altas sumas de dinero con el gobernador Spitzer, quien renunció días después.

Dupré se encontró con el equipo de filmación de Girls Gone Wild el 13 de marzo de 2003 en el Hotel Chesterfield de Miami Beach, durante sus vacaciones.

"Ellos le ofrecieron tragos con alcohol, y cuando estuvo borracha la indujeron a mostrar sus senos mientras la filmaban... y le pidieron que firmara una 'dispensa'" para liberarlos de responsabilidades, señala la demanda firmada por su abogado, Richard Wolfe.

Según uno de los sitios creados por Francis, girlsgonewildashleydupre.com, la muchacha "tenía 18 años y era extremedamente sexy" cuando participó en las escenas de filmación en Miami, pero los demandantes afirman que tenía 17 y que "no entendió la magnitud de sus acciones".

En el medio del escándalo con Spitzer, Francis ofreció un contrato de 1 millón de dólares a Dupré por la filmación de videos y la realización de una gira de promoción de Girls Gone Wild, pero poco después retiró la oferta al parecer cuando descubrió que tenía imágenes anteriores de la joven en Miami Beach.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada