Tunick realiza trabajo más sensual en México

MEXICO (AP). Spencer Tunick está dando forma a su nuevo trabajo fotográfico inspirado en obras de arte contemporáneo mexicano, en la riqueza visual de los paisajes urbanos de la capital azteca y que contiene un elemento ligeramente más sensual que sus trabajos habituales.

Desde el jueves pasado y durante cuatro días el artista dice que se levantó religiosamente a las 4:00 de la mañana y recorrió fábricas de muebles, fuentes, esculturas, edificios emblemáticos, bodegas, puestos de venta de productos, lugares públicos repletos de grafitti o calles con árboles.

También asegura que tomó fotos en el Centro Cultural Tlatelolco en esta capital donde se encuentran algunas pinturas que lo inspiraron como "Las tres parcas" de Manuel Rodríguez Lozano o "Mujer con abanico" de Francisco Arturo Marín, entre otras.

Anunció que el trabajo será expuesto a finales de abril en el centro cultural, junto con un documental que se grabó durante la puesta en acción del proyecto.

"Este trabajo es como un rompecabezas. Uno puede ir a ver las fotos y ver la correlación (con las piezas de la colección de arte Bleistein que se exhibe en el centro cultural) o quizás puede ver algunas relaciones que yo no vi", dijo el artista en rueda de prensa.

"Este proyecto me presentó la oportunidad de trabajar a un nivel más íntimo con las personas", agregó. "Es más sensual, es más íntimo y definitivamente menos abstracto".

Allí estriban precisamente las diferencias con su primera instalación en México, cuando rompió su propio récord al congregar unas 18.000 personas que posaron desnudas en mayo de 2007 en la plaza del Zócalo en el corazón del Centro Histórico de la capital mexicana. Su marca anterior era de 7.000 personas juntas.

El fotógrafo confirmó que en aquel entonces, tres días antes de la cita en el Zócalo y con toda la producción en marcha, el presidente del país Felipe Calderón se negaba a otorgarle el único permiso que faltaba para que la hazaña se convirtiera en realidad, como lo publicó en exclusiva la AP.

En esa fecha Tunick había dicho que "el gobierno no me hace un regalo a mí otorgándome el permiso, le hace un regalo a todos los mexicanos al dejarlos ser parte de una obra de arte".

Calderón sólo dio luz verde a la propuesta en el Zócalo "en el último minuto". Las principales objeciones tenían que ver con el asta de la bandera nacional de dimensiones gigantesca que flota sobre la plaza diariamente.

El fotógrafo destacó que en comparación con su país, siente mayor libertad en México para hacer sus fotos de desnudos.

"Me siento más seguro aquí que en Texas... yo no hubiera hecho esto mismo en Texas, estaría ya en la cárcel", afirmó. Aseguró que en México puede explicar a la policía "que se trata de arte y no de un crimen".

Respecto al futuro presidente estadounidense, comentó que "es algo bueno para los artistas" que haya un presidente demócrata como Barack Obama.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada