Whoopi Goldberg, acusada de sabotear a un desempleado

La carismática Whoopi Goldberg tendrá que lidiar en los próximos días con una situación muy delicada que, como mínimo, podría causar un serio daño a su imagen pública, ya que afronta una peculiar demanda procedente de un ciudadano desempleado, Wajid Al-Qadaffi, que asegura que la estrella lleva meses tratando de entorpecer su búsqueda de un trabajo estable.

El demandante recurrió a los servicios de SUS, una organización benéfica neoyorquina de asistencia a las personas con escasos recursos, para intentar dar respuesta a los efectos de su fuerte depresión y a sus impulsos suicidas, según informa el portal TMZ. Aunque en un principio los voluntarios le prometieron que le ayudarían con sus problemas de salud y con su búsqueda de empleo, Wajid quedó muy decepcionado al no recibir respuesta de ninguna de las veinte solicitudes de trabajo que envió pese a su amplia experiencia laboral, un revés del que culpa a la entidad porque, en su opinión, ha sido la misma asociación la que se habría dedicado a sabotear sus candidaturas deliberadamente.

En vez de ir destinada a los responsables de la institución, la respuesta judicial del demandante ha ido dirigida directamente a la veterana actriz, algo que solo se explica con el hecho de que su rostro aparece en uno de los folletos de la organización caritativa al ser una de sus benefactoras.

Por el momento la intérprete no se ha pronunciado sobre el tema y ha preferido centrarse por completo en sus proyectos profesionales, entre los que se encuentra realizar un programa de telerrealidad que desvelará los entresijos de su vida familiar, y más en concreto, los intentos de su hija Alex Martin por reconducir su vida con la ayuda de su marido y su amiga Leisa Weaver.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes