Almodóvar defiende memoria histórica y el derecho de autor

CANNES (AFP). Es "indispensable recuperar la memoria del pasado" para que éste no se convierta en una herida que no se cierra nunca, declaró en conferencia de prensa el director Pedro Almodóvar, al aceptar que en su película "Los abrazos rotos", presentada el martes en Cannes, hay "una metáfora de lo que ocurre en España".

"Es indispensable recuperar la memoria. Tenemos en España una ley de la memoria histórica, y quisiera que fuera aplicada con más rigor del que se aplica", dijo el director español, recordando que se trata de una promesa electoral de los socialistas.

El Parlamento español aprobó a fines de 2008 una ley llamada de la "Memoria histórica" de rehabilitación de las víctimas de la Guerra Civil (1936-39) y de la dictadura franquista que concluyó en 1975.

"En la vida es imposible renunciar al pasado, a la memoria. Es necesario afrontarlo para que los fantasmas del pasado no se conviertan en una herida que no se cierra nunca", agregó, poniendo en paralelo la historia con lo que ocurre con su personaje en la película.

"El cine perfecciona la vida", estimó Almodóvar, señalando que considera esencial la última frase de su película ("hay que terminar las películas, aunque sea a ciegas"), para hacer luego un alegato en favor del respeto de los cienastas como autores y de la preservación de las películas como ellos las concibieron.

Almodóvar, que en "Abrazos rotos" recrea como una película en la película su "Mujeres al borde del ataque de nervios", anunció que ésta, además de la adaptación para una serie de televisión por la firma Fox, está siendo adaptada al teatro y será una comedia musical en Broadway. "A primeros de junio voy a viajar a Nueva York para estar presente en los primeros ensayos", dijo.

Al preguntársele si esta vez, con la tercera película con la que concursa en Cannes (después de "Todo sobre mi madre" y "Volver", por las que recibió respectivamente los premios a la mejor dirección y al mejor guión), se trataba para él de obtener la Palma de Oro o nada, Almodóvar respondió con humor.

"Me voy a ir el viernes de Cannes para no dar la impresión de que estoy esperando un premio, pero estoy dispuesto a volver el domingo (día en que se anuncia el palmarés), aunque sólo sea para entregar un premio al mejor director o al mejor actor", dijo.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada