America Ferrera y Academia celebran 15 aniversario de Real Women Have Curves

La actriz America Ferrera subrayó en declaraciones a Efe, durante un evento realizado por la Academia de Hollywood, "el gran impacto" que dejó la cinta hispana "Real Women Have Curves", de la que se celebra el 15 aniversario de su estreno.

"Es excitante", confesó la intérprete estadounidense de origen hondureño. "Es una película preciosa que dejó un gran impacto y es bonito ver el reconocimiento de la Academia. Su principal triunfo fue el hecho de que mucha gente se vio por primera vez reflejada en la gran pantalla. Personas latinas o de color... no es habitual ver historias así", añadió.

Dirigida por Patricia Cardoso y basada en una obra de teatro de Josefina López, el filme contaba la adolescencia del personaje de Ferrera, una inmigrante indocumentada cuya vida transcurre entre su familia, su trabajo en una factoría de ropa en el este de Los Angeles y su esperanza de un futuro en la universidad de Nueva York.

"La historia cuenta una relación complicada entre madre e hija que llegó a muchas personas, pero alcanzó la dimensión que tiene porque, sobre todo, llegó a una comunidad que no se había visto identificada en el cine. Eso deja huella", declaró.

La cinta supuso el debut de Ferrera en la industria del cine y la televisión, donde años más tarde se alzó con el Emmy y el Globo de Oro por su papel de Betty Suárez en "Ugly Betty".

"En el rodaje, sabía que iba a ser una película increíblemente especial, pero no tenía ni idea de la suerte que estaba teniendo de empezar con un proyecto tan bonito y capaz de tocar tantas vidas", sostuvo.

La película, un retrato multidimensional de la experiencia de la mujer latina de los EEUU, causó sensación por su tratamiento de la percepción física de la mujer y su sexualidad.

En la cinta, Ferrera compartía cartel junto a Lupe Ontiveros, Ingrid Oliu, George Lopez y Brian Sites, todos ellos dirigidos por Cardoso.

"Se ha convertido en un hito, una película muy importante dentro de la historia del cine latino y latinoamericano. Es un gran orgullo", concedió la directora en declaraciones a Efe.

"Para mí, lo más importante que hizo fue mostrar unos personajes latinos con dignidad y respeto. En EEUU solo nos veían como narcos, miembros de bandas... gente sin dignidad por su cultura. Y aún tenemos mucho que avanzar en ese aspecto", finalizó Cardoso.

El evento, celebrado en el Teatro de la Academia, contó con la actuación de Lupita Infante, nieta del artista mexicano Pedro Infante, acompañada por la banda Mariachi Lindas Mexicanas.

El acto forma parte de un ciclo especial sobre el cine latino de los últimos 50 años a cargo de la Academia, como parte de la iniciativa artística "Pacific Standard Time: LA/LA", que explora la influencia de los latinos en Los Angeles

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes