Ana de Armas regresa a España antes de consagrarse en Hollywood

En apenas unos meses, la vida de Ana de Armas cambiará radicalmente tras el estreno de 'Blade Runner 2049' el próximo octubre. Aunque la actriz de origen cubano ya ha participado en varias producciones en la meca del cine -con papeles secundarios en 'Juego de armas' o 'Hands of Stone'-, será la esperadísima cinta protagonizada por Ryan Gosling y Harrison Ford la que la convertirá en uno de los nuevos rostros de moda y reconocidos a nivel internacional.

Quizá al ser consciente de la avalancha de entrevistas promocionales y alfombras rojas que se le avecinan, la intérprete ha preferido encarar este verano con bastante calma, según refleja su cuenta de Instagram, en la que ha preferido reducir su actividad a puntuales publicaciones de sus apariciones en algunos eventos de Los Ángeles y sus viajes a La Habana. Y ese ha sido también el medio elegido para hacer saber a todos sus seguidores que ha regresado a España, el país que la acogió con apenas 18 años y la convirtió en una estrella juvenil gracias a la serie 'El internado'.

"Feliz de estar de vuelta, España!", escribió Ana junto a una fotografía en la que aparece posando en Barcelona frente a una preciosa puesta de sol.Por el momento la guapa artista ha preferido no especificar cuáles han sido los motivos que le han devuelto a su país de adopción, si algún nuevo proyecto del que aún no se conozca más información o simplemente el deseo de reencontrarse con viejos amigos.

Lo que está claro es que una vez termine la temporada estival a la actriz apenas le quedará tiempo para disfrutar de un momento de descanso, una apretada agenda que responde por otra parte al duro trabajo de los últimos dos años y a su valentía al apostar por tratar de abrirse camino en una industria completamente desconocida para ella.

"Estuve rodando en Panamá [la película 'Hands of Stone'] durante tres meses y después pensé: 'A lo mejor ahora es buen momento para probar suerte'. España estaba atravesando una crisis y las producciones estaban viviendo un momento difícil, y pensé que en Los Ángeles habría más oportunidades. Así que simplemente lo hice. Siempre puedes regresar a tu zona de confort, a tu lugar de origen. Pero tienes que intentarlo. Y creo que yo soy muy flexible a la hora de adaptarme a una nueva cultura, nueva gente y otros idiomas. Cuando me mudé a Los Ángeles hace dos años no hablaba nada de inglés", explicaba sobre su desembarco en Hollywood en una entrevista a WWD.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes