Astro de cine Farley Granger fallece a los 85 años

NUEVA YORK ( AP). Farley Granger, el ídolo de las pantallas de Hollywood en los años 50 que protagonizó los clásicos de Alfred Hitchcock como "La soga" y "Extraños en un tren", falleció en Nueva York. Tenía 85 años.

El actor falleció el domingo de causas naturales en su hogar en Manhattan, de acuerdo con una portavoz de la oficina del forense de Nueva York.

Granger consiguió éxito de la noche a la mañana. A los 16 años, cuando era alumno de la escuela secundaria de North Hollywood, decidió que quería actuar y se sumó a una pequeña compañía de teatro.

Cazatalentos del magnate cinematográfico Samuel Goldwyn vieron al apuesto joven en una obra y le contrataron. Su primera película fue "La estrella del norte", de Lewis Milestone, en 1943.

"Fue una de esas carreras milagrosas", dijo Granger. "Yo no tenía talento ni entrenamiento y de repente estaba en una película con Walter Huston, Erich von Stroheim, Anne Baxter, Ann Harding y Walter Brennan".

Una década más tarde, en el pináculo de su estrellato, se alejó de todo, para aprender de veras el oficio. Se pasó el resto de su carrera en una mezcla de películas, teatro y televisión.

Granger nació el 1 de julio de 1925 en San José, California, donde su padre tenía una concesionaria de automóviles. El negocio quebró durante la Gran depresión y en 1933 la familia se mudó a Los Angeles, donde Granger fue descubierto.

Soltero toda su vida, Granger dijo que el único romance serio de su vida fue con la actriz Shelley Winters. "Estuvimos a punto de casarnos", recordó en una entrevista en 1981. "Pero es bueno que no los hicimos, porque nos habríamos matado. En lugar de ellos, nos hicimos amigos de por vida".

Además de las cintas de Hitchcock, Granger actuó en "They Live by Night", "Roseanna McCoy", "Side Street", "The Story of Three Loves", "Edge of Doom" y "Hans Christian Andersen".

Pero no le gustaban la mayoría de los papeles que le ofrecieron. Finalmente, en 1953, compró el resto de su contrato en Hollywood y se fue a Nueva York.

"Me fui de Hollywood porque no conocía mi oficio", dijo. "Yo era una estrella, pero no sabía nada de la técnica de actuación".

En Nueva York estudió con Stella Adler, Lee Strasberg y Sanford Meisner.

Ahí comenzó una carrera en televisión y teatro, su medio favorito.

Granger continuó haciendo cine, incluyendo varias películas e Italia, como "Senso", de Luchino Visconti.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada