Astro de los Goya Sorogoyen va por un Oscar con “Madre”

Rodrigo Sorogoyen no para de recoger premios, promocionar su trabajo, escribir guiones o rodar series y películas. A pesar del frenesí creativo, en cuanto encontró un hueco entre un proyecto y el siguiente se lanzó a rodar un cortometraje que tenía en el cajón hacía seis años: “Madre”, que esta semana le mereció su primera nominación al Oscar.

Pero antes de debutar el próximo 24 de febrero en la máxima gala del cine hollywoodense, el director madrileño pasará por Sevilla, donde su thriller “El reino”, un descenso al alma de la corrupción española que estrenó el pasado año, optará a 13 Premios Goya, más que ninguna otra cinta.

¿Qué le hace más ilusión, arrasar en la gran cita del cine español o debutar con un cortometraje en Hollywood?

“Imagínate la ilusión que tengo yo con ‘El reino’, es mi cinematografía”, dice Sorogoyen. “Pero los Oscar es el lugar donde ocurren los sueños”.

“Madre”, que cuenta al trepidante ritmo de la vida la angustiosa llamada que una madre y una abuela reciben del pequeño de la familia desde una playa desierta, se desarrolla en tan solo cuatro planos. El plano-secuencia central, sin cortes, se extiende 13 minutos y medio de los 16 del cortometraje, con la cámara pegada a la actriz Marta Nieto, pareja del realizador, quien desarrolla todo un alarde de interpretación alimentando la agonía del espectador.

Es el germen de un largometraje que Sorogoyen planea estrenar este año: “Para mí siempre el corto era la primera escena de una película”, dijo Sorogoyen en una entrevista con The Associated Press.

El cineasta de 37 años tiene rodadas ya las nuevas escenas que añadirá a la premisa del cortometraje, pero avisa que, dos años después, se vio obligado a elegir entre “seguir la estela o hacer algo totalmente rupturista”. El resultado, avisa sin desvelar demasiado, “no es un thriller psicológico, es algo totalmente distinto”.

En la carrera por el Oscar, “Madre” se enfrenta a “Detainment”, “Fauve”, “Marguerite” y “Skin”, pero para Sorogoyen el solo hecho de ser nominado “ya es un escaparate y un trampolín”. Si sale premiado, acota, “le vendría muy bien a la película”.

Cada premio y cada nominación le recuerdan lo mucho que ha trabajado para llegar al dulce momento que vive desde que aparcó la carrera de Historia para estudiar guion, ingresar en la prestigiosa escuela de cine de Madrid ECAM, y graduarse mientras dirigía series de televisión.

En 2012 rodó “Stockholm”, una trágica cinta sobre dos desconocidos que deciden pasar la noche juntos tras una fiesta. La película fue una de las primeras cintas españolas financiadas casi íntegramente a través de donaciones por internet.

Con ella llegaron los primeros reconocimientos para Sorogoyen y el primer gran proyecto, el thriller policíaco “Que Dios nos perdone”, con un telón de fondo que recrea la capital española durante el verano de 2011, cuando masas de jóvenes católicos acuden a un encuentro con el Papa mientras manifestantes toman las calles para protestar contra los recortes económicos.

“Como espectador me encanta ver todo tipo de géneros, y me gusta pensar que puedo hacerlo yo también, ofrecerle al espectador pelis muy distintas”, dijo el cineasta.

Así llegó al guion de “El reino”, que como casi todo éxito en su carrera ha escrito junto con Isabel Peña, a quien conoció estudiando cine. Juntos repararon en las noticias que bombardeaban a los españoles: mientras el país padecía la austeridad impuesta para contrarrestar la crisis, el goteo de escándalos de corrupción era ya un torrente. Exministros, políticos de todas las ideologías y hasta miembros de la Casa Real desfilaban por los tribunales.

El filme, dijo Sorogoyen, “nace de una indignación que nos forzaba a hacer algo con todo esto y, después, de la fascinación de tratar de entender qué les pasa a estos tíos por la cabeza”.

Fue al documentarse cuando Peña y él vieron que las referencias a los episodios más bochornosos de la realidad política debían ser sacrificadas, irónicamente, en su búsqueda de verosimilitud para la película.

“Ahí empezamos a flipar y decidimos no poner ciertas cosas porque un espectador que no lo conoce no se lo iba a creer”, explicó.

Para plasmarlo en la pantalla, contó con actores y actrices de la talla de Antonio de la Torre, Luis Zahera, Ana Wagener y Francisco Reyes, todos nominados al Goya en diferentes categorías. De la Torre, de hecho, opta a un doblete, por la cinta uruguaya “La noche de 12 años”.

El trabajo con actores, muy destacado por los críticos en las películas de Sorogoyen, es uno de los aspectos que el director ha disfrutado más en sus proyectos recientes. Para eso considera que la conexión a la hora de comunicarse entre director e intérprete es fundamental.

“Yo creo que todo empieza con el casting, sobre todo cuando no conozco a la persona, no solo para saber si eres bueno o malo, sino más bien para ver si me estás entendiendo cuando estoy hablando contigo”, señaló.

La 33ra entrega anual de los Premios Goya, prevista para el 2 de febrero, esta vez se desplaza de Madrid a la capital de Andalucía, en el sur de España.

Además de “El Reino” compiten como mejor película del año “Campeones” de Javier Fesser (con 11 nominaciones), “Carmen y Lola” de Arantxa Echevarría y “Todos lo saben” de Asghar Farhadi (en ocho categorías cada una) y “Entre dos aguas” de Isaki Lacuesta (que opta a dos premios).


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes