Barrymore y su ex novio protagonizan una comedia

Londres ( EFE). Drew Barrymore y su ex novio Justin Long son los protagonistas de " Going the Distance", una comedia romántica sobre los obstáculos que deben sortear las parejas que viven una relación a distancia, que se estrena estos días en Europa.

En la presentación de la película a los medios en Londres, Barrymore sólo tuvo buenas palabras para Long, a quien describió como "el típico tío brillante, inteligente y gracioso, un hombre con talento y encantador".

" Conocernos desde hace tiempo ha facilitado las cosas", dijo Barrymore, que desde 2007 ha salido de forma intermitente con Long, una relación que, según opinó, les ha ayudado a trasladar a la gran pantalla la química de una pareja que sufre algunos altibajos.

Aunque al principio le costó " cambiar el chip" tras unos años más volcada en su faceta como productora y directora que en la interpretación, Barrymore consiguió sentirse cómoda en el papel de Erin, una joven estudiante de periodismo que reside temporalmente en Nueva York, donde conoce a Garrett (Justin Long), un promotor musical sin ganas de comprometerse.

Ninguno busca nada serio, pero cuando Erin tiene que volver a San Francisco para acabar sus estudios, ambos se dan cuenta de que están enamorados y deciden continuar su relación a distancia.

Long no quiso hablar de su pasado junto a la actriz que saltó a la fama con 7 años gracias a su participación en " E.T. The Extra-Terrestrial" (1982), pero ella no dudó en afirmar que las escenas de cama fueron " cómodas" y que los diálogos, a veces improvisados, surgieron " más rápidamente" gracias a su antigua relación con el actor.

Más desinhibido se mostró Long (" Life Free or Die Hard") a la hora de hablar sobre las numerosas escenas en las que aparece desnudo a lo largo del filme.

Aunque dijo sentirse " a gusto" con su cuerpo, reconoció que a veces se siente " enfadado" con sus padres por la genética que le ha tocado en suerte, y que decidió ir al gimnasio para ponerse en forma porque " saber que vas a salir desnudo en una producción de estas dimensiones siempre impone".

La directora, Nanette Burstein, cuyo documental " On the Ropes" consiguió una nominación al Oscar en el 2000, ha dado el salto a la ficción con esta comedia romántica, en la que no ha querido abandonar el "realismo" que había caracterizado sus trabajados hasta la fecha.

Para ello ha contado la historia basándose en " un 50 por ciento de guión y un 50 por ciento de improvisación, para conseguir que los diálogos se acercaran todo lo posible a cómo habla la gente de verdad".

" Sin un buen guión no se puede improvisar", comentó Barrymore.

" Sin gente con talento, un buen guión no sirve de nada", opinó Burstein, que coincidió con la actriz en lo enriquecedora que había resultado la experiencia de trabajar juntas en esta historia, que va más allá de los conflictos de pareja.

" 'Going the Distance' no es sólo una película sobre las relaciones a distancia, sino que trata también la situación de una generación que tiene que aprender a conseguir un equilibrio entre su carrera y el amor", explicó Burstein sobre una problemática que, según Barrymore, " debería tratarse en el cine más a menudo".

El contrapunto cómico de la historia llega de la mano de los humoristas Charlie Day y Jason Sudeikis, amigos de Garrett en la ficción, que con sus diálogos y anécdotas protagonizan algunos de los momentos más divertidos y trasladan al espectador los recelos que a veces surgen cuando un amigo se implica seriamente en una relación.

Christina Applegate, como hermana de Erin, y una banda sonora presente en todo momento gracias a la profesión de Garrett, completan los ingredientes de esta historia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada