Benicio del Toro presenta "Che"

SAO PAULO (AFP). El actor puertorriqueño Benicio del Toro dijo, ayer jueves, en Sao Paulo que no está preocupado por ganar un Oscar por su papel en la película "Che", del estadounidense Steven Soderbergh, y que las cosas contra las que luchaba el mítico guerrillero siguen vigentes.

Del Toro se presentó ante la prensa en una sala de cine de un centro comercial de Sao Paulo junto al actor brasileño Rodrigo Santoro y la productora estadounidense Laura Bickford antes de la presentación del largometraje "Che", que cerraba este jueves la 32ª Muestra Internacional de Cinema de Sao Paulo.

Sobre la posibilidad de ser nominado al Oscar por su papel como el guerrillero argentino Ernesto "Che" Guevara, Del Toro -que ganó en 2000 una estatuilla por su labor en "Traffic"- afirmó que no tenía "muchas expectativas en cuanto a eso".

"Tengo mucho respeto por el premio y me siento honrado. Es bueno tener el trabajo de uno reconocido, somos muy inseguros", declaró Del Toro, uno de los ideólogos del proyecto.

El largometraje de cuatro horas y 20 minutos, cuenta la historia del "Che" Guevara en dos partes.

En la primera ("El Argentino") se desarrolla el ascenso de Guevara con la Revolución Cubana junto al líder Fidel Castro y en la segunda ("El Guerrillero") su campaña para expandir el movimiento en Sudamérica hasta su muerte en Bolivia en 1967.

Del Toro, que ganó en mayo pasado por este filme el premio al mejor actor en el 61º Festival de Cannes, dijo que el proyecto le llevó siete años de esfuerzo junto a Soderbergh y Bickford y "casi todo me intimidó, entré en pánico porque era mucha información".

Según el puertorriqueño, la lucha del "Che" sigue vigente: "él (Guevara) es un producto de los años 60. Hoy hay otros medios para no apelar al fusil, pues tomar las armas me parece algo obsoleto. Pero muchas cosas contra las cuales él luchaba continúan iguales y no sólo en América Latina, sino también en otras partes del mundo como Africa".

Por su lado, la productora Bickford sostuvo que "intentamos mostrar al hombre detrás del mito, de la imagen de revolucionario. No existe nadie 100% héroe o 100% villano. La intención era mostrar el retrato de un ser humano y creo que lo conseguimos".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada