Bratt hace cinta sobre intolerancia gay entre latinos

LOS ANGELES (AP). Los hermanos Benjamín y Peter Bratt regresan a sus raíces en nuevo filme que aborda el tema del homosexualismo dentro de un seno machista, y que fue rodado en el barrio de su niñez en San Francisco.

La película lleva el mismo nombre del vecindario donde los Bratt aprendieron a convivir con afroamericanos, nativoestadounidenses y mexicoamericanos: "La Misión", ecléctica área de la bahía al norte de California.

El filme, dirigido por Peter, narra la historia de Che Rivera, padre soltero machista que echa de la casa a su hijo Jes cuando descubre que éste es gay.

Rivera, interpretado por Benjamín, se verá ante la disyuntiva de cambiar o perder a su hijo por mantener su intolerante y violento estilo de vida que lo llevó a la cárcel y al alcoholismo.

"El mensaje es que hay que amar incondicionalmente. ¿Vas a querer a alguien aunque sea gay o no?", apuntó en una entrevista reciente Jeremy Ray Valdez, quien da vida a Jes, un muchacho que cursa la secundaria y se lleva de mil amores con su padre hasta el día que sale al descubierto su orientación sexual.

La inspiración para el filme, de sólo 2,4 millones de dólares, surgió de la espiritualidad nativoestadounidense y justicia social que su madre Eldy les inculcó a los hermanos mientras vivieron en La Misión, manifestó el director, Peter.

Los Bratt crecieron en La Misión durante los años '60 y '70, criados sólo por su madre, una indígena peruana que se involucró con causas nativoamericanas, relató Benjamín, quien ha aparecido en filmes como "Piñero", "Traffic" y "Miss Congeniality", así como en la serie de NBC "Law & Order".

Una de las escenas claves de la película muestra al protagonista desgarrándose por dentro y pasando como por una limpieza de alma durante un velatorio callejero donde tocan música ritual y bailan danzantes aztecas.

"Fuimos criados así (con esos valores) y creo que eso se nota en el filme", explicó el director, quien promovió una ceremonia nativoamericana de bendición antes de la filmación.

Peter quiso hablar sobre el homosexualismo en comunidades de minoría étnica poniendo como ejemplo el caso entre los latinos, donde todavía existe el machismo y la intolerancia por orientación sexual.

"Si al final todos somos iguales, entonces todos merecemos la oportunidad de redención", dijo el actor al hablar del padre y su hijo en la película. "Lamentablemente, el homosexualismo sigue siendo un tema tabú en la comunidad latina y en otras minorías".

El filme fue filmado en 26 días en La Misión, de gran población hispana. Antes de comenzar a rodar, los Bratt fueron a la comunidad y "por respeto al barrio" avisaron a la gente sobre sus planes e inclusive incluyeron a algunos niños en la película, agregó Benjamín.

"La Misión" es el segundo largometraje de Peter, después de "Follow Me Home", de 1996. Fue producido conjuntamente por Alpita Patel y los hermanos Bratt, quienes dijeron que la película también es una "carta de amor a su barrio".

Algunos otros actores que aparecen en el filme son la boricua Talisa Soto, esposa de Benjamín, Erika Alexander y Jese Borrego.

"La Misión" estrena este viernes en Estados Unidos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada