Brillante Mendoza traslada al cine la polémica lucha antidrogas en Filipinas

Basada en la serie "AMO" que hizo para Netflix, el filipino Brillante Mendoza presentó hoy en San Sebastián el filme "Alpha. The right to kill", una historia de corrupción policial con el trasfondo de la guerra antidrogas del presidente Rodrigo Duterte, que ha dejado 7.000 muertos en 2 años.

El ganador del premio al mejor director de Cannes en 2009 por "Kinatay" sumerge al espectador en los barrios más marginales de Manila, con su habitual estilo urgente y realista, casi documental, en el que combina actores profesionales y no profesionales.

"Basamos todo en la vida real y en el cine de historias encontradas, y para eso hay que socializar, sumergirse en el entorno real del personaje, la película es dramática y documental a la vez", explicó Mendoza en rueda de prensa.

Sin embargo, el director, que compite en la sección oficial, evitó pronunciarse directamente sobre la violencia ejercida por el presidente de Filipinas contra presuntos narcotraficantes y consumidores para erradicar la droga del país.

"Mi opinión es personal y así quiero que permanezca, separo mi faceta de cineasta de la personal y no quiero que mis opiniones contaminen mis películas", respondió.

"Sí, hay una situación en Filipinas, tenemos problemas, puede que se hayan cometido asesinatos, pero yo no he sido testigo. En mis películas intento mostrar lo que yo he visto, ser auténtico y honesto", precisó.

"Alpha. The right to kill" se centra en la relación entre un oficial de policía, Espino, y un camello de poca monta convertido en confidente, Elijah, que le da información para llevar a cabo una operación contra uno de los mayores capos de Manila.

Mendoza ha contado con la colaboración de la policía nacional filipina. "No leyeron el guion pero apoyaron mucho la película para que los diálogos fueran auténticos y reales", resaltó.

El director aseguró que nunca ha recibido amenazas. "Situaciones como la de la película suceden en la vida real, pero yo cuento historias personales, no voy contra las instituciones. Esta es la historia de un policía corrupto, las interpretaciones son cosa del público", subrayó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes