Cannes: debuta documental sobre ascenso y caída de Maradona

Asif Kapadia inicialmente declinó cuando, en 2012, el productor Paul Martin lo abordó para que hicieran un documental sobre el ícono argentino del fútbol Diego Maradona.

Kapadia acababa de terminar "Senna", su innovador documental de 2010 sobre el piloto brasileño de Fórmula Uno Ayrton Senna. No quería hacer otro filme enfocado en el deporte, y mucho menos en otro mito del deporte suramericano. Así que en vez se lanzó a hacer "Amy", el íntimo retrato de Amy Winehouse que revaluó a la cantante inglesa como una víctima de su propio éxito y que terminó ganando el Oscar al mejor documental.

Sin embargo, Kapadia no pudo sacudirse la idea del proyecto o el atractivo de examinar los archivos personales de Maradona, incluyendo más de 500 horas de videos nunca antes vistos. Esta semana estrenó el resultado, "Diego Maradona", en el Festival de Cine de Cannes, donde "Amy" también hizo su debut.

En Maradona, el cineasta británico encontró una combinación de sus primeros dos sujetos, ambos fallecidos trágicamente jóvenes.

"Él comienza casi como Senna, pero termina más como Amy. Es un poquito de ambos, pero diferente, porque se hace mayor", dijo Kapadia en un restaurante frente a la playa en Cannes. "En cierto modo, la empatía es diferente. Es como una relación más madura con él. Me enamoré de Senna y Amy de alguna manera. Pero ellos eran más fáciles porque eran más jóvenes".

Kapadia no ha podido presentarle el filme a Maradona. El exastro del fútbol decidió no asistir al estreno de la película en Cannes según un comunicado por una lesión en el hombro, pero en una entrevista reciente con Univision, dijo que no iría a verla porque no le gustaba el título. La película tiene por subtítulo: “Rebelde. Héroe. Estafador. Dios”.

"Yo jugué al fútbol y me gané mi dinero corriendo detrás de la pelota. Yo no estafé a nadie. Si ellos quieren atraer al público así, están equivocados. Depende cómo se lea la palabra Estafador al lado de Dios", dijo Maradona en la entrevista, transmitida la semana pasada. "No me gusta el título, así que si no me gusta el título no me va a gustar la película. No vayan. No me gusta el nombre", agregó.

HBO adquirió el documental antes de su debut en la Riviera francesa, con planes de transmitirlo el 24 de septiembre tras un breve periodo en salas de cine para poder calificar al Oscar.

"Diego Maradona", al igual que "Senna" y "Amy", tiene la propulsión y manejo visual de una cinta de ficción. Es el filme de Kapadia más basado en el mito y se centra en el tiempo de Maradona con el club italiano Napoli, a partir de su llegada el 5 de julio de 1984.

Entonces el mejor futbolista del mundo ve cómo crece el frenesí a su alrededor al llevar a un club tradicionalmente débil a ser campeón italiano y europeo. Maradona se convierte en un dios, sólo para abandonar más tarde Italia manchado por el escándalo y la adicción a las drogas. En los ojos de los italianos, traicionados por la derrota ante Argentina en la Copa Mundial de 1990, el astro se convirtió en un demonio.

Y así como en "Senna" y "Amy", en este filme no aparece gente hablando por ningún lado.

"Si estás haciendo un documental, el minuto en que corto a una cabeza hablante adquieres consciencia de mí", dijo Kapadia. "Mucha gente no tiene idea de quién hizo 'Senna' o quién hizo "Amy". Me parece bien. No quiero estar en la película. No se trata de mí. No es mi opinión. No se trata de mi recorrido haciendo el filme. Es sobre él. Es sobre ella. Es sobre Diego".

Kapadia ciertamente no inventó este estilo de documental basado en material de archivo, pero lo ha popularizado ampliamente. Su influencia puede verse en una ola de documentales recientes que incluyen "Apollo 11" y "They Will Not Grow Old" de Peter Jackson. Kapadia no hace tales afirmaciones, pero reconoce: "Puedo ver que hay un antes y un después de 'Senna'".

Las imágenes en "Diego Maradona" provienen del difunto Jorge Cyterszpiler, un amigo y agente de Maradona. Cyterszpiler contrató a dos camarógrafos para que siguieran al futbolista a finales de los 80, cubriendo su época en Nápoles.

Audio de extensas entrevistas conducidas por Kapadia se escuchan a lo largo de "Diego Maradona", incluyendo con el sujeto del filme, quien era predeciblemente difícil de conseguir.

"La gente decía, "Puede que él esté bien mañana, puede que no". O, "hoy no está de buen humor, pero mañana será un buen día para que lo entrevistes"", dijo Kapadia. "Y entonces se reunían con él y no estaba de ánimo para hablar".

Para muchos, la imagen más familiar de Maradona es de mayor y más corpulento: una presencia colorida en los partidos de Argentina. Pero al no cortar de aquí para allá entre el Maradona de la época y el de hoy, el filme de Kapadia mantiene su ímpetu y a Maradona en su plenitud.

Kapadia se compara a sí mismo con un artista pop.

"Uno toma algo preexistente que todo el mundo ya ha visto, como una foto de Marilyn Monroe, y la reenfoca, la reenmarca, le da algo de color, le pone sonido, texto, imagen y se la da de vuelta a la gente", dijo. "Y ellos dicen, 'Guao, no me había percatado de eso'".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes