"Carancho" de Argentina se estrena en Cannes

CANNES, Francia (AP). Antes de rodar su nueva película, Martina Gusman tuvo que superar su pavor a las agujas.

La actriz argentina hace el papel de una médica de urgencias en "Carancho", dirigida por su marido Pablo Trapero y que debutó en el Festival de Cine de Cannes.

Su personaje, Luján, hace turnos nocturnos en una ambulancia, atendiendo sobre todo a víctimas de accidentes de tránsito. Y para calmarse los nervios, se inyecta sedantes _ con lo que hay muchas, muchísimas agujas en la película.

"Yo le tengo pánico a las agujas, ¡pero pánico!", dijo Gusman a la AP en una entrevista. "Entonces cuando leí el guión y supe que me tendría que inyectar, le dije a Pablo, 'No, no puedo. ¿Cómo voy a hacer? Si veo una aguja, se me baja la presión'".

Para dominar el miedo, la actriz pasó seis meses haciendo observaciones en un hospital en el barrio bonaerense de La Matanza, acompañando al jefe de guardia durante sus turnos de 24 horas.

"Obviamente tenía que estar de ambo médico porque no puedes estar de civil dentro de un hospital y obviamente si estás ahí, empiezas a ayudar porque es, 'Bueno, tráeme esto, alcánzame esto'. Y vas como viendo y entendiendo esta adrenalina", relató Gusman. "Mi objetivo era llegar al set y tener todos los temas médicos incorporados".

Objectivo cumplido.

Gusman es absolutamente convincente en el papel. Da los primeros auxilios a víctimas de terribles accidentes aplicando vendas a lesiones ensangrentadas, realizando masajes cardiacos y hasta pinchándolos con soltura.

Es en una de sus intervenciones nocturnas que Luján conoce a Sosa, interpretado por el conocido actor argentino Ricardo Darín _ protagonista de "El Secreto de sus Ojos" que este año se llevó el Oscar a la mejor cinta extranjera.

Sosa, un abogado que ha perdido su licencia y trabaja ahora como intermediario entre las víctimas de accidentes de tránsito y las compañías de seguros, es un personaje complicado: tierno pero dispuesto a todo para salir adelante en la vida.

Luján y Sosa son dos seres solitarios que se encuentran en situaciones bastante desesperantes, y pronto cada uno buscara consuelo en los brazos del otro. Su romance los comprometerá a ambos y les conducirá un desenlace emocionante, intenso y sorprendente.

"Carancho" logra el mismo equilibrio entre el drama y la acción que el último filme de Trapero, "Leonera", presentada en Cannes en el 2008 y en la que Gusman hace de una joven que da a luz en la cárcel.

Trapero explicó que fue la elevada cantidad de víctimas mortales en accidentes de tráfico en Argentina _ unos 10.000 por año _ lo que sembró la idea de la película.

"Eso siempre me ha llamado la atención como algo que tiene el poder de tomar tantas vidas pero de lo que se habla poco", dijo Trapero en una entrevista con AP. "Es algo tan gratuito".

"Carancho" debutó esta semana fuera de competencia en el Festival de Cine de Cannes. La película se estrenó en Argentina el 6 de mayo y según Gusman ya ha sido vista por más de 220.000 espectadores.

La actriz y el director, quienes se casaron en el 2001 y tienen un hijo de 8 años, pasarán el resto de este año promocionando "Carancho", que tiene estrenos previstos en Chile, Corea, España, Francia y Grecia.

Gusman dijo que todavía se recupera de la producción.

Las imágenes en el hospital, sobre todo, "me shockearon mucho", dijo. "Obviamente vi una cantidad de cosas muy fuertes que me hizo replantear muchas cosas con respecto al concepto de la vida y la muerte. Me di cuenta de que la vida te puede girar en un segundo".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada