Carlos Cuarón: "sabía que no ganaría nada"

MEXICO (AP). Carlos Cuarón no está decepcionado.

"Rudo y Cursi", su ópera prima como director, fue una la cinta más ignorada en la ceremonia de entrega del Ariel el martes, ya que de ocho categorías en la que estaba nominada, no se llevó ni una sola estatuilla.

Sin embargo, Cuarón fue a la entrega sin ninguna expectativa porque dijo comprender que los procesos establecidos por la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas para seleccionar los ganadores, no son los más adecuados.

"Llámale intuición o llámale que conozco a mi gente... yo sabía que 'Rudo y Cursi' no se llevaría ninguno", dijo el director mexicano en entrevista telefónica con la AP.

"Pero cuando tu inscribes tu película (para que concurse por el premio) conoces las reglas y ya sabes cómo opera internamente la Academia, que no es lo más transparente".

Y es que sólo unos 13 miembros de la Academia se reúnen y discuten quiénes estarán en las ternas, más parecido a lo que sucede en festivales de cine que en el resto de las Academias del mundo. Luego, el resto de los miembros elegibles deben acudir a las facilidades de la organización y votar.

"Es como un río revuelto", declaró Cuarón. "Yo entré con esas reglas, sabiendo que (la Academia) opera de manera peculiar y me tengo que someter a la decisión que se tome. No me quejo, ni me quejaré por la falta de premios".

No obstante, asegura que le "hubiera gustado" que ganaran Diego Luna o Guillermo Francella, nominados a mejor actor y mejor coactuación masculina, respectivamente, o los encargados de la música original o el diseño de arte, encabezado por el ganador del Oscar Eugenio Caballero.

Por eso, firmó junto a unos 300 productores y miembros del gremio una carta que leyó en la ceremonia el actor Daniel Giménez Cacho, en la que se pidió una "refundación" de la Academia para hacerla más actual, plural y democrática.

"Pero son dos cosas distintas. Si yo dijera esto así parecería que es porque estoy ardido porque perdí, pero pienso lo mismo desde antes", aseguró sobre los problemas que acechan a la entidad y su falta de coherencia entre nominaciones.

Para Cuarón una parte de la solución sería que expertos en cada área se encargaran de elegir los mejores trabajos "y luego la votación se debería abrir a toda la Academia en pleno".

Dijo que no sólo pasados ganadores del Ariel deben ser miembros, sino otros destacados trabajadores del cine como Guillermo Arriaga, quien no ha sido nominado por ninguna de sus películas pero cuyo peso en la cinematografía mexicana es innegable.

A su juicio, ha llegado un punto en que la falta de credibilidad y actualidad empeora la situación.

"Muy pocos de los miembros elegibles vota porque el requisito de ir hasta las facilidades de la Academia, en lugar de hacerlo por correo como se hace en Estados Unidos, lo convierte en un inconveniente... La verdad siento que los miembros de la comunidad cinematográfica no sienten que es un premio legítimo", afirmó.

Si luego de revisar las funciones, responsabilidades y procedimientos de la Academia se resuelve que sólo se dedique a la entrega del premio, debe cambiarse el nombre a Comité Organizador de la entrega del Ariel, en lugar de Academia, "que es muy pomposo y muy mamón".

A pesar de todo, el guionista de "Y tu mamá también" dijo estar esperanzado que ante tanta inconformidad, finalmente haya una apertura para mejorar.

"Me parece que éste es el momento correcto"

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes