Carrey, Zemeckis capturan al avaro del siglo XXI

LOS ANGELES (AP). Finalmente la tecnología ha alcanzado a la imaginación de Charles Dickens.

La nueva versión de Jim Carrey y Robert Zemeckis sobre "A Christmas Carol" (Canción de Navidad) trae a la vida la fantasía sobre la redención navideña del avaro Ebenezer Scrooge de un modo en que el viejo Hollywood ni siquiera habría soñado.

Las adaptaciones animadas han capturado algunos de los fantásticos viajes imaginarios de Dickens, mientras que las mejores versiones con actores reales le han dado un rostro humano al avaro Scrooge, el alegre sobrino Fred, al maltratado empleado Bob Cratchit y el esperanzado lisiado Tiny Tim.

"Disney's A Christmas Carol", que se estrena el viernes, logra ambas cosas. Zemeckis aplica la tecnología que capta la actuación de actores reales que usó en "The Polar Express" y "Beowulf" para presentar a Carrey y compañía en buena forma dramática, con una animación computarizada que recrea con riqueza la Londres de la década de 1840 y el apabullante viaje de Scrooge a su propio pasado, presente y futuro.

"Cuando uno lee a Dickens, es una historia increíblemente surrealista, y por supuesto, las primeras adaptaciones estaban limitadas por lo que uno podía hacer con las herramientas cinematográficas del momento", dijo Zemeckis.

"Nuestra misión aquí fue plasmar una nueva visión de la película, hacer algo que nadie vio antes. Eso ocurrió cuando hice 'Beowulf', me di cuenta de que ahora estaba trabajando en una forma que podemos volver a presentarle al público estos clásicos de un modo muy moderno, aun cuando son estas historias clásicas y muy familiares. Así que cuando empecé a pensar en eso, lo primero que se me vino a la cabeza fue mi cuento favorito de todos los tiempos, 'Christmas Carol'".

La tecnología usada combina la actuación de actores y la animación digital. Los actores hacen sus escenas en un escenario desnudo, usando trajes ajustados cubiertos por sensores que sirven como puntos de referencia para que las cámaras digitales graben su lenguaje corporal y expresiones en detalle de 360 grados.

Los trajes, escenarios, objetos de utilería, efectos visuales y alteraciones de las facciones de los actores los agregan después los animadores de computación.

Aunque la tecnología suena un poco artificial en términos de drama, los actores dicen que es un modo sorpresivamente libre de crear una actuación.

"Suena paradójico, porque obviamente, estamos en un mundo de tecnología sofisticada y conlleva una enorme preparación hacerlo posible", dijo Colin Firth, quien hace el papel del sobrino de Scrooge. "Pero no hay una cuarta pared (imaginaria, que separa al actor del público), como en el teatro. Aunque estés interpretando teatro abierto, debes tener cuidado de no tapar a tus colegas y debes pensar en el público. Aquí no hay nada de eso ... Es más como actuar en tu cuarto como un niño".

Pasadas adaptaciones con actores reales, como la versión clásica de 1951 de Alastair Sim, estaban restringidas a unos pocos platós físicos que hacían de la vieja Gran Bretaña, mientras que los espíritus que dirigen a Scrooge a través de sus noches de penitencia parecían mortales maquillados de manera estridente, que rara vez lograban tener las cualidades grotescas de la pesadilla creada por Dickens.

El "Carol" de Zemeckis realiza su redada por toda Londres, desde vistas aéreas de la expandida ciudad hasta paseos claustrofóbicos de las calles más lúgubres. El sendero de Scrooge de vuelta a su infancia es un vertiginoso vuelo de la ciudad al campo. Incluso la iluminación de la época es realista.

"Lo otro que me emocionó muchísimo fue poder iluminar todo el filme con luz de vela", dijo Zemeckis. "Porque sabemos que sólo había dos tipos de luz. Había cielos nublados de día y velas, luz de chimenea. Así se veía el mundo en aquellos días".

Carrey, quien interpreta a Scrooge en todas sus facetas, también hace los espíritus de la Navidad del Pasado, Presente y Futuro, cada uno de un modo espectral y espeluznante que pasadas adaptaciones rara vez lograron.

También trabajan en la cinta con múltiples papeles: Gary Oldman como Cratchit, Tiny Tim y el fantasma de Jacob Marley, el ex socio de Scrooge; Robin Wright Penn como la joven hermana de Scrooge y como su amor perdido; y Bob Hoskins como el viejo jefe de gran corazón Fezziwig y como un sórdido prestamista.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada