Cartelera de EU vive una Navidad nazi

LOS ANGELES (AP). Con seis películas enfocadas en la Segunda Guerra Mundial este mes, parece que está será una Navidad muy nazi.

En cartelera están "El niño con el pijama de rayas", sobre la amistad prohibida entre el hijo de un oficial nazi y un niño judío encarcelado en un campo de concentración; "The Reader", en la que Kate Winslet hace el papel de una ex guardia de un campo de concentración enjuiciada años después de la guerra; y "Adam Resurrected", que sigue a un sobreviviente del Holocausto (Jeff Goldblum) internado en una institución psiquiátrica.

"Valkyrie", que se estrena el día de Navidad, tiene a Tom Cruise como un oficial alemán que encabeza un plan para asesinar a Adolfo Hitler. Y otros dos filmes del mismo corte se estrenan en la víspera de Año Nuevo: "Defiance", en la que Daniel Craig y Liev Schreiber hacen el papel de hermanos que luchan contra los nazis desde un escondite en el bosque, y "Good", con Viggo Mortensen como un académico y novelista atraído a regañadientes a las SS tras pedírsele que escriba propaganda favorable para el partido de Hitler.

En una entrevista reciente, Cruise bromeó: "¡Salgan a matar a Hitler en Navidad!"

¿Entonces a qué se deben, en lo que se supone es la época más alegre del año, tantas historias sobre uno de los momentos más oscuros de la humanidad?

"En gran parte está motivado por los premios", dijo Paul Dergarabedian, presidente de Media By Numbers, que sigue las ventas de taquilla. "Las cintas deprimentes salen en esta época del año como un reflejo del hecho de que la gente intenta llamar la atención para los Oscar".

De hecho, los estrenos de fin de año relacionados con el Holocausto han tenido éxito por décadas con los votantes de la Academia. "Sophie's Choice", estrenada en diciembre de 1982, obtuvo cinco nominaciones al Oscar y su protagonista, Meryl Streep, ganó una de las estatuillas. "La lista de Schindler" fue postulada a 12 galardones y ganó siete, incluyendo a mejor película, tras su estreno en diciembre de 1993. "El pianista" se estrenó dos días antes de la Navidad del 2002; fue nominada a siete premios Oscar y ganó tres, entre ellos a mejor actor para Adrien Brody y mejor director para Roman Polanski.

"Estas películas lo llevan a uno por una montaña rusa emocional", dijo Dergarabedian. "Son poderosas, conmovedoras, y a (los votantes del) Oscar les encanta eso".

El Holocausto y la Segunda Guerra Mundial son ricos en paisajes porque exploran asuntos morales y costos humanos, y tales historias resuenan tanto entre cineastas y votantes, dijo Steve Pond, autor del libro de 2005 "The Big Show: High Times and Dirty Dealings Backstage at the Academy Awards".

Películas sobre la Segunda Guerra Mundial han sido premiadas por la Academia desde el año después que terminó la guerra, apuntó Pond. En 1946, "Los mejores años de nuestra vida" ganó siete de los ocho Oscar a los que aspiraba, además de un premio especial al actor de reparto Harold Russell "por darle esperanza y valor a sus camaradas veteranos de guerra" al aparecer en el filme.

"El Holocausto es una monstruosidad irredemible tal que no se puede ser más extremo o más malvado", dijo Pond. "Para un dramaturgo que lidia con conflictos es un tema prácticamente irresistible de explorar".

El estado actual del mundo inspira un continuo interés en estos temas, señaló el rabino Marvin Hier, fundador del Centro Simón Wiesenthal.

"Aquí estamos, 63 años después de Auschwitz, y no podemos abrir un periódico o leer un artículo que no involucre otro episodio de inhumanidad hacia los hombres en algún lugar del mundo: bombas suicidas, Mumbai, Darfur", expresó. "El Holocausto es un tema maduro para escritores y directores que quieren presentar en la pantalla asuntos que resuenan aún hoy al acercarnos al 2009".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada