Comedia, drama o musical, Meryl Streep siempre figura

HOLLYOOD (AFP). Con 15 nominaciones este año, Meryl Streep superó su propio récord como la más postulada a los premios de la Academia del cine estadounidense por su papel de monja en "Doubt".

Esta mujer de talante sobrio y sonrisa de mamá sobreprotectora, tiene 59 años de vida y 30 de ellos recibiendo nominaciones a los mayores premios de la industria o, lo que puede ser incluso mejor, aluviones de buena crítica por el desempeño de cada papel con el que se anima a arriesgar en cualquier género.

De sus múltiples postulaciones al Oscar sólo dos veces la estatuilla dorada ha caído en sus manos: como Mejor Actriz Principal en "Sophie's Choice" ("La decisión de Sofía", 1982) y Mejor Actriz Secundaria en "Kramer vs. Kramer" (1979).

Entre los más nominados le siguen Katharine Hepburn y Jack Nicholson, con 12 cada uno.

"No sabía que era tan raro ganar una nominación al Oscar, me llamaron a decírmelo y me sorprendió, me siento muy agradecida", dijo hace dos años la actriz en ese tono elegante y cauto a la vez que la caracteriza.

Sobre su personaje de la 'hermana Aloysius Beauvier' en "Doubt" ("Dudas"), que le dio su tercera nominación al Oscar, dijo que fue un papel "muy interesante" y que le encantó tener que ponerse sólo "un hábito y casi nada de maquillaje", dijo.

Streep, que este año protagonizó uno de los musicales más taquilleros en la historia del cine, "Mamma Mia!", llegó a la 81 entrega de los premios Oscar nominada junto al elenco de "Dudas": Philip Seymour Hoffman, Amy Adams y Viola Davis.

Al ser consultada en una conferencia de prensa reciente sobre el secreto para sobrevivir a tanto reconocimiento, empezó bromeando que si ya eres nominada a un Oscar hay que empezar a asegurarse de que "no te nominen en la misma categoría que Kate Winslet".

Y es que el próximo domingo, la comediante británica, protagonista de "The Reader", luce como su rival más fuerte en la categoría de Mejor Actriz donde también compiten Ann Hathaway por "La boda de Rachel"; Angelina Jolie por "Changeling" y Melissa Leo por "Frozen River". Aunque pareciera estar nominada incluso antes de aceptar cada papel, Streep tiene una vasta experiencia como perdedora en la noche de premiación del Oscar, por ello dice que "hay que mantenerse lúcida, calmada y estar preparada mentalizándote a que puedes regresar a casa sin nada".

Streep forma parte de esos comediantes que se pueden compremeter tanto con su personaje que hasta aprenden a tocar el violín en unas pocas semanas, como lo hizo en 1999 para el papel de la violinista Roberta Guaspari en "Music of the Heart", que le valió otra postulación al hombrecito dorado.

Nacida el 22 de junio de 1949 en Summit (Nueva Jersey), Mary Louise Streep se interesó desde muy joven por la actuación y en la Universidad de Yale apareció en 40 producciones teatrales.

Tras un breve paso por Broadway, debutó en el cine en 1977 con "Julia", de Fred Zinnemann. Al año siguiente trabajó con Robert De Niro en "El cazador", el filme de Michael Cimino que le valió su primera candidatura a un Oscar.

Siguieron "Kramer versus Kramer", "La mujer del teniente francés" y "La decisión de Sophie", donde Streep confirmó su extraordinaria habilidad para imitar cualquier acento y transformarse físicamente.

En la cumbre de su carrera, después de "Silkwood" y "Africa Mía" (o "Memorias de Africa"), esa misma perfección técnica convirtió a la actriz en blanco de críticas.

Mostró su otra cara en la comedia negra "She Devil", la primera de una serie poco memorable que se prolongó hasta "The River Wild" en 1994.

Desde entonces, esta mujer que ahora selecciona cuidadosamente sus guiones para no alejarse mucho de su casa de Connecticut, donde vive con su marido, el escultor Donald Gummer -con quien festejará pronto 30 años de casados-, y sus cuatro hijos.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada