Daniel, Emma, Rupert o cómo sobrevivir a Harry Potter

LONDRES (AFP). Daniel Radcliffe debuta en un musical, Emma Watson es una cara conocida en el mundo de la moda y Rupert Grint actúa en una película pacifista de bajo presupuesto: el trío de la saga de Harry Potter trata de forjarse una nueva vida tras el final de la serie, con más o menos éxito.

Durante 10 años, de 2001 a 2011, Daniel, Emma et Rupert sólo vivieron por y para las aventuras del niño mago. Eran todavía unos niños cuando salió la primera película. En la última, "Harry Potter y las reliquias de la muerte. 2ª parte", que se estrenará el jueves en Londres, son jóvenes adultos.

Ahora que la saga se ha terminado, podrían vivir de sus abultadas cuentas corrientes (Daniel vale 68 millones de dólares, Emma 35 y Rupert 32) pero no tienen más ambiciones. Y para desmentir a los agoreros que dicen que sólo saben hacer "Potter", emprenden caminos opuestos a sus experiencias de mago.

Daniel Radcliffe (Harry Potter en la pantalla) canta y baila en el musical de Broadway "How to Succeed in Business Without Really Trying" ("Como triunfar en los negocios sin intentarlo realmente").

"Está completo muchas noches. Es enormemente divertido", explicó en una entrevista retransmitida desde Nueva York durante la multitudinaria rueda de prensa del lanzamiento de la película en Londres, a la que no pudo asistir.

Las críticas fueron sin embargo bastante discretas. El influyente crítico del New York Times, Ben Brantley, escribió: "Radcliffe no es evidentemente un actor nato de comedia musical".

Pero el actor está dispuesto a asumir cualquier riesgo para deshacerse de la imagen de "Harry". "Si funciona, termina con el argumento pone fin al argumento del niño actor", dijo en una entrevista con la edición británica de GQ.

A los 21 años, Radcliffe tiene que entrar en el mundo adulto resolviendo sus demonios de juventud. En la revista GQ, admite haber tenido que renunciar al alcohol. "Me había vuelto demasiado dependiente para disfrutar de las cosas".

Emma Watson entró en la era post-Potter con un impresionante cambio de imagen, al sustituir la alocada melena que le imponía el personaje de Hermione Granger por un pelo supercorto. La seria amiga de Harry se transformó en modelo.

A los 21 años, acumula portadas de las principales revistas de moda y se ha convertido en el rostro de Lancome. También tiene su propia colección de moda, y colabora con otras dos marcas, pero no abandona sin embargo el cine. Pronto se la podrá ver en dos películas, principalmente "The Perks of Being a Wallflower", sobre las angustias de un adolescente.

Pero Hermione siempre estará con ella. "Es como una hermana. La echo de menos", reconoció en la rueda de prensa Watson, que abandonó a mitad de curso los estudios que había comenzado en la Universidad de Brown, en Estados Unidos.

En cuanto a Rupert Grint (el pelirrojo Ron Weasley), de 23, multiplica sus apariciones en películas de géneros diversos, con escaso éxito por el momento. El thriller "Cherrybomb" sólo halló distribuidor en 2010 en el Reino Unido después de una campaña de sus fans, y la comedia "Wild Target" fue un rotundo fracaso comercial.

El año que viene se le podrá ver en "Comrade", una película pacifista noruega de bajo presupuesto en la que encarna a un oficial británico.

En todo caso, el ex Ron asegura haber "cerrado la puerta" de Harry Potter. "Siempre lo echaré de menos pero está bien ir hacia adelante y explorar otras cosas, dijo. No hay nada particular que quiera hacer, excepto algo diferente".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada