Eiza González reivindica el potencial de las mujeres hispanas en Hollywood

La actriz mexicana Eiza González está haciendo méritos para convertirse en la nueva musa latina de Hollywood: no solo ha desembarcado con fuerza en la industria interpretativa estadounidense con papeles en la serie 'Abierto hasta el amanecer' o la película 'Baby Driver', también está emulando a otras grandes estrellas como Salma Hayek o Gina Rodriguez al posicionarse como feminista declarada y haciendo campaña para acabar con la discriminación hacia las mujeres en general y sus compatriotas en particular.

"Escribí un ensayo que me gustaría publicar algún día que habla sobre qué significa ser una mujer latina en el mundo", asegura la guapa artista en una conversación con la revista Latina, en la que se sincera sobre cuáles son desde su punto de vista las dificultades a las que se enfrentan las jóvenes hoy en día.

"Es muy difícil hacerte escuchar en un mundo dominado por hombres. La gente siempre está comparando a una mujer con otra y menospreciándolas. Estoy totalmente en contra de eso. Tenemos la obligación como mujeres de no competir entre nosotras porque los hombres ya lo están haciendo".

Con tan solo 17 años, la guapa mexicana se convirtió en toda una estrella en su país natal gracias a la exitosa telenovela 'Lola, érase una vez', pero en lugar de conformarse con la popularidad que le brindó el medio televisivo patrio, decidió probar suerte en Estados Unidos. Pese a que su valentía sin duda ha dado sus frutos, su éxito al otro lado de la frontera solo ha conseguido hacerle apreciar aún más sus orígenes.

"He tenido la suerte de poder viajar por todo el mundo y vivir en sitios muy diferentes: Ciudad de México, Argentina, Nueva York... Eso me ha hecho tener una mente más abierta, y también me ha ayudado a estar preparada cuando me tengo que irme de allí. Cuando llegas a un sitio nuevo, es como si te subieras a una montaña rusa de emociones mientras intentas entender quién eres. Eso me ha hecho valorar mucho más mi país, lo bonito y lleno de cultura que es. Es increíble que cuando estás en un sitio por mucho tiempo piensas que todo el mundo es así, pero cuando te vas es cuando puedes ver que la realidad está llena de matices", confiesa en la misma entrevista.

A pesar de que no le gusta pronunciarse sobre su vida privada -en la entrevista no desmiente ni confirma los rumores de la supuesta relación sentimental que mantuvo con Liam Hemsworth antes de que este se reconciliara con Miley Cyrus-, Eiza sí se muestra dispuesta a hablar de uno de los momentos más duros a los que se ha enfrentado: la muerte de su padre, Carlos González, cuando ella era solo una adolescente.

"Perdí a mi padre cuando era muy pequeña, aunque no tanto como para no ser consciente de lo que ocurría. Mi padre y yo teníamos una relación fantástica, muy cercana. Caí en un pozo y no pude lidiar con esa pérdida. Empecé a comer más de la cuenta y engordé muchos kilos. Estaba muy triste, no me encontraba bien. No diría que tuviera un problema con la comida, simplemente tenía una depresión", confiesa la guapa morena, que también aprovecha para dedicarle unas bonitas palabras a su madre y heroína personal, la exmodelo Glenda Reyna: "Mi madre siempre ha sido el alfa del grupo. La admiro porque siempre ha sido una madre trabajadora".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes