Española "Con el viento" lleva a la Berlinale el difícil retorno a las raíces

La cineasta española Meritxell Colell estrena hoy en la Berlinale su ópera prima, "Con el viento", una historia de lazos familiares, del reencuentro de una madre y una hija, y del difícil retorno a las raíces y a un lugar en el que la despoblación es, hace ya décadas, una realidad imparable.

Todo empezó por un impulso personal, explica a Efe la realizadora, quien quería retratar el pueblo de sus abuelos y "un modelo de vida que desaparecía", el de una generación que mantenía un vínculo muy fuerte con la tierra.

"Con el viento" narra el regreso de Mónica, una bailarina y coreógrafa, a su pueblo debido a la muerte de su padre y tras un largo periodo de ausencia.

La venta de la casa familiar prolonga su estancia en el lugar, a lo que inicialmente se resiste, pero esa circunstancia le abre la posibilidad de retornar a sus orígenes y acercarse de nuevo a su madre.

En este sentido, el filme, que se mueve entre la ficción, el documental, el cine y la danza y trabaja "sobre la aproximación y la necesidad de acercarse al otro", empieza con un solo y termina con un dúo, subraya Colell.

Fue su marcha a Buenos Aires, donde vivió más de dos años, tras la muerte de su abuelo en 2005 lo que llevó a esta cineasta a plantearse "lo que pasa cuando uno está lejos" y "todas esas emociones por las que uno transita".

La realizadora explica que sintió la necesidad de abordar la cuestión del apego y del desapego -"porque en cierto modo te desconectas un poco de quien eres"- y la experiencia del retorno.

Al tema de las "distancias físicas emocionales" y a la realidad del pueblo se une en el filme la idea del exilio, la de "toda una gente, del mundo del arte sobre todo y de la danza, que tuvo que irse y hacer carrera fuera para poder ser quien era".

Para su ópera prima, Colell apostó por un reparto casi íntegramente no profesional -familiares y gente del pueblo "de toda la vida"-, a excepción de las actrices Elena Martín y Ana Fernández, a las que escogió "para tener un poco de tablas" y "contar con gente con talento y trayectoria" en "el punto más dramático de la película".

Mónica, la bailarina que regresa, está encarnada por Mónica García y Colell tenía claro que debía ser una coreógrafa, "por la conciencia del cuerpo" y por cómo podía contribuir a la película, a modo de coreografías intercaladas en la narración.

La realizadora cuenta también con la coreógrafa para su segunda película, que ya está escrita.

"A mí me pasó que me costó mucho dirigir mi ópera prima, pero ahora es como que tengo carrerilla", señala.

Su próximo filme, que forma con su primer largometraje "una especie de díptico", habla de una pareja que lleva veinte años junta y que durante una gira de danza contemporánea por la Puna chilena y argentina entra en ese conflicto que supone una separación, según avanza.

Ante el estreno hoy en la Berlinale de "Con el viento", Colell dice sentir al mismo tiempo miedo e ilusión y, en todo caso, muchas ganas de saber a nivel internacional cómo se recibe la película y tener contacto con un público muy diverso.

Reconoce que recibió con "una ilusión tremenda" la noticia de que su filme se iba a estrenar en la Berlinale, en la sección Forum, dedicada al cine experimental, "porque ha sido un proceso muy largo" y por ser una película "muy intima y personal". 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes