Estrella de "War Horse" en la elite equina de Hollywood

ACTON, California, EEUU ( AP). A la estrella de una de las películas más recientes de Steven Spielberg le gusta terminar su día de trabajo revolcándose en la tierra, dando de patadas al aire y resoplando por la nariz.

Finder, un pura sangre de 12 años, es uno de los más de 150 actores equinos que participaron en la cinta postulada al Oscar " War Horse" y uno de los 14 que interpretan al carismático Joey. Vive en un rancho a unos 70 kilómetros (45 millas) al noreste de Hollywood con el experimentado entrenador de caballos Bobby Lovgren, quien supervisó al equipo de cuadrúpedos en el filme.

" Arar, montar y correr, lo que quieran, lo tenemos aquí", dijo Lovgren, quien considera "War Horse" como " la película sobre caballos más importante que se haya hecho". Lovgren es el discípulo del fallecido jinete de Hollywood Glenn Randall, quien entrenó al famoso Trigger de Roy Rogers.

Gracias al gusto por los caballos en la pantalla, Lovgren, Finder y "War Horse" son simplemente un eslabón más en una vieja tradición ecuestre en Hollywood que comenzó con las primeras películas.

" Bobby y su equipo realizaron verdaderos milagros con los caballos en esta película", dijo Spielberg. " Yo quería sentir que los caballos estaban interpretando sus papeles tanto como los actores Emily Watson o Peter Mullan, y así fue. Hubo momentos durante la producción en que los caballos reaccionaron de formas que nunca habría imaginado... Lo único que uno puede hacer es sentarse y agradecerle a los cielos que estos caballos fueran tan conscientes, que pudieran dar todo en un momento".

Pero esos momentos requirieron meses de entrenamiento y un equipo de 22 personas incluyendo adiestradores, manipuladores y, no podían faltar, especialistas en maquillaje para caballos.

Desarrollada en Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial, "War Horse" se centra en la profunda relación entre Joey y el chico campesino que lo entrena. Cuando Joey es vendido a los soldados que se preparan para la batalla, el caballo comienza un viaje que lo lleva por las diversas partes del conflicto y a las vidas de soldados y civiles que se conmueven por su fortaleza y espíritu.

La película ha sido nominada a seis premios de la Academia, entre ellos mejor película y mejor cinematografía.

Como " maestro en caballos" de la cinta, Lovgren supervisó todo lo relacionado a los equinos. Su equipo preparó a los actores cuadrúpedos para sus diversas tareas: algunos se volvieron saltadores expertos, otros aprendieron a caer o a fingir estar en problemas. Había caballos para montar y caballos para tirar e incluso dobles para los caballos estelares. El equipo de Lovgren también le enseñó a los actores cómo montar y manejar a los animales.

" Todos nos apegamos muchísimo a los caballos", dijo el actor Patrick Kennedy. " Conocer a esos caballos y aprender a montarlos fue el mayor privilegio que he tenido".

Ninguno de los caballos aparece por su nombre en los créditos y los cineastas no dijeron por qué. Lovgren dijo que esto no es raro: " A veces ponen los nombres de algunos caballos, pero en realidad es muy difícil decir que hubo un Joey héroe".

El entrenador, cuyos múltiples créditos incluyen "Cowboys & Aliens" (2011), pasa cerca de tres meses preparando a sus actores equinos para una película. Se especializa en trabajo "libre", lo que significa que sus caballos no están restringidos de ninguna manera y aprenden a responder a las señales con la mano y al lenguaje corporal.

El jinete de 46 años creció en una familia ecuestre en Sudáfrica que está a cargo de un gran establo de caballos para saltos y adiestramiento.

Lovgren dijo que no le gustaba mucho tener que tratar con el público, así que se dirigió a Hollywood para aprender un nuevo tipo de entrenamiento para caballos. Los 23 años que trabajó en películas lo prepararon para los retos de "War Horse".

" Todas las escenas que tuvimos que hacer se habían hecho en realidad en otras películas en las que había trabajado, pero nunca en una sola. Esto requirió de todo nuestro esfuerzo", dijo. " Estoy muy orgulloso de mis otras películas, como 'Zorro' y 'Seabiscuit', pero en este caso un poco más. El caballo no suele ser el centro de atención, pero en 'War Horse' sí lo es, y todo el tiempo".

Aunque Lovgren no suele trabajar con sus propios caballos en el plató (es propietario de tres, incluyendo a Finder), ha dicho que tuvo suerte de que en esta película Finder tuviera el color adecuado. Finder y los otros caballos que interpretan a Joey requirieron también un poco de maquillaje para que lucieran idénticos, con cuatro patas bancas y una estrella blanca en la cabeza.

Lovgren conoció a Finder mientras trabajaba en "Seabiscuit" y le gustó tanto que lo compró. Los pura sangre son más caros que la mayoría de los caballos, dijo Lovgren, lo que los hace ideales para ser astros del cine.

Además tiene la habilidad de interpretar ambos sexos. Finder interpretó a la madre de Joey en una de las primeras escenas de la película en las que se muestra su nacimiento. Esa secuencia y trabajar con un potro fueron lo más difícil, dijo Lovgren. " Son jóvenes, así que tienes poco tiempo para entrenarlos".

Casi todas las escenas de "War Horse" se filmaron con caballos reales, fuera de unas cuantas escenas en las que se habría lastimado a los animales. Lovgren reconoció al equipo de Spielberg por su respeto a los caballos.

La parte más difícil del trabajo de Lovgren no es trabajar con los animales sino comunicarse con los cineastas y otros trabajadores en el plató sobre lo que necesitan los caballos y lo que no pueden hacer. Una vez que comienza el rodaje, " se trata más de habilidades de comunicación que de entrenamiento, eso es algo que realmente he tenido que aprender", dijo.

" Obviamente comencé a trabajar con los animales porque no funciono bien con la gente", añadió entre risas. " Así que eso ha sido algo muy importante de aprender".

Al ver a Lovgren con Finder, es muy fácil reconocer el amor mutuo y el respeto que se tienen. Lovgren levanta el brazo y el poderoso animal se para sobre sus patas traseras; hace un movimiento hacia atrás con un látigo y el caballo se mueve hacia atrás; choca su látigo contra el piso y Finder da una patada al piso; Lovgren lanza un pedazo de madera a unos metros y Finder corre hacia él y se queda parado a un lado.

Lovgren no entrena a sus caballos con premios porque " si vas al plató y alguien pasa caminando con una manzana, ¿qué haces entonces?".

En cambio, el premio para los animales es que "los dejo tranquilos", dijo Lovgren. A pesar de eso Finder se mantiene orgulloso a su lado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada