Festival de cine contrasta con violencia del narco en México

MORELIA, México (AP). Visto desde lejos podría parecer Bagdad: coches bomba, decapitaciones y corrupción política.

Sin embargo, de cerca México conserva en parte su magia y su colorido, y se siente como un lugar seguro incluso en algunos de los territorios más disputados en la guerra contra las drogas.

El 8vo Festival Internacional de Cine fue inaugurado el sábado en Morelia, Michoacán, uno de los estados asolados por el narcotráfico, y registró la mayor concurrencia de su historia, remarcando ese contraste que define al México de hoy.

Numerosos cinéfilos permanecían largo rato en las cafeterías al aire libre, caminaban por los corredores abovedados que datan de la época de la colonia y recorrían las callejuelas empedradas, todo con un sol y una temperatura perfectos.

A unas cuadras del lugar donde ocho personas perecieron en el 2008 a causa de un atentado con una granada, cientos de espectadores se congregaron a lo largo de la alfombra roja para aclamar a una de las personalidades más destacadas del Hollywood actual, el actor español Javier Bardem, ganador del Oscar.

A diferencia de lo que hizo la banda juvenil estadounidense Jonas Brothers en Monterrey, una ciudad acosada por el narcotráfico, ninguna de las figuras canceló su asistencia al festival, a decir de los organizadores. Entre las estrellas estaban Robert Rodríguez, cineasta de éxitos de taquilla de Hollywood, y Terry Gilliam, comediante de la troupe Monty Python convertido en director.

"Creo que con el de Telluride en Estados Unidos, este es el mejor festival del mundo", dijo el productor hollywoodense Michael Fitzgerald, quien describió la violencia del narcotráfico como "un universo paralelo que no percibimos ninguno de nosotros".

"He tenido que convencer a personas en Estados Unidos que han escuchado todas estas tonterías a que vengan aquí y ahora lo hacen cada año", dijo Fitzgerald, quien ha sido jurado y ha exhibido cintas en el festival como "The Three Burials of Melquiades Estrada", protagonizada por Tommy Lee Jones.

El director mexicano Alejandro González Iñárritu, cuya película "Biutiful" estelarizada por Bardem abrió el festival, admitió ante un auditorio lleno que su patria está pasando por un momento difícil.

Dijo a la AP el domingo que la violencia en México parece estar fuera de control. "Yo creo que en esta guerra un arma poderosísima es la educación y la cultura; creo que esos son actos de resistencia muy poderosos", señaló.

"Y me parece que también es la semilla o la raíz del problema que estamos viviendo. La falta de educación creo yo que es el epicentro del problema que ahora vivimos, porque esto conlleva la falta de oportunidades para millones de mexicanos", dijo el director de "Babel" y "Amores Perros".

"Yo creo que hablar del cine, el festival de Morelia, el cine y el apoyo a los cineastas y al cine mexicano como un medio de expresión para entendernos a nosotros, es una arma muy importante que halla estos espacios para poder hablar, pensar de cosas muy importantes que hemos perdido de vista por la misma desesperación en la que todos nos encontramos", agregó.

Michoacán, de donde es oriundo el presidente Felipe Calderón, fue el primer estado adonde el mandatario envió efectivos militares poco después de asumir el cargo y de anunciar una campaña contra el crimen organizado.

En Michoacán rige el cártel de La Familia, que hizo su aparición mediática en el 2006, cuando lanzó cabezas humanas a la pista de baile de una discoteca en Uruapan, a unos 100 kilómetros (60 millas) de Morelia.

Los políticos locales también están bajo la lupa: el gobierno de Calderón arrestó el año pasado a 35 funcionarios públicos estatales bajo cargos de tener vínculos con La Familia, sólo para sufrir la vergüenza de tener que liberarlos a todos, a excepción de uno, por falta de evidencia.

Julio César Godoy Toscano, diputado federal de Michoacán bajo investigación por presuntos nexos con La Familia, se introdujo furtivamente a la ceremonia de su juramentación al cargo para obtener la inmunidad que tienen los funcionarios electos en México.

La semana pasada una estación de radio trasmitió una grabación telefónica en la que presuntamente Godoy Toscano habla con el líder de La Familia, Servando Gómez, conocido como "La Tuta".

Mientras tanto, la gente permanece mucho tiempo en cafés sobre las aceras y se pasea por las calles empedradas de Morelia. El festival estuvo fuertemente patrullado por soldados en el 2008 y 2009 después del ataque con la granada, pero este año no hay tropas visibles.

"Nuestra vida es normal", comento Salvador Díaz, de 32 años, habitante de Morelia que realizó un paseo con su club de motociclismo el sábado en la tarde antes de acompañar a su esposa a la inauguración del festival.

"La gente de Michoacán es muy trabajadora. No, nuestra situación política y de seguridad no es la adecuada, pero seguimos adelante", señaló.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada