Gibson y Foster presentan "The Beaver" en Cannes

CANNES, Francia (AP). En la nueva película de Mel Gibson, "The Beaver", un títere es el que habla más ante la cámara y en el Festival internacional de Cine de Cannes, Jodie Foster fue la que habló por Gibson.

Foster, directora y coprotagonista de "The Beaver", habló el martes a nombre de Gibson durante una conferencia de prensa para la película, que se culminó tras su más reciente escándalo en su vida privada.

Gibson sí se presentó para la alfombra roja en el deslumbrante estreno de la película que mezcla con un tono algo obscuro el drama y la comedia.

Foster había dicho que el actor posiblemente no hablaría pero Gibson respondió sin problemas cuando un entrevistador del festival le preguntó cómo había llegado a la sombría psicología de su personaje.

"La actué", dijo Gibson. "No sé, creo que no se necesita mucho análisis".

Gibson ha estado fuera de las cámaras durante meses antes del estreno de "The Beaver", mientras que Foster se ha encargado de hacerle promoción y defenderlo después de la problemática separación que ha tenido Gibson de su novia Oksana Grigorieva, quien lo acusó de golpearla. Gibson no refutó los cargos y fue sentenciado a tres años de libertad condicional por el incidente.

Cuando Foster estaba editando "The Beaver" el año pasado surgieron varias grabaciones en las que se podía escuchar a Gibson pronunciando insultos sexistas y racistas al supuestamente discutir con Grigorieva.

"No puedo eximir el comportamiento de Mel, sólo él lo puede explicar", dijo Foster a los reporteros en Cannes. "Pero sé bastante del hombre que conozco, ha sido un amigo de muchos, muchos años, y como amigo es amable, leal e inteligente, puedo pasar horas en el teléfono con él hablando de la vida. Es complejo y aprecio su complejidad y lo que su complejidad le da a su trabajo".

La película presenta a Gibson como un esposo y padre de dos hijos muy deprimido que busca resolver sus problemas con un títere en forma de castor que usa para comunicarse con su esposa (Foster), los hijos de ambos y sus colegas en la compañía de juguetes en problemas que dirige.

Al principio el castor rejuvenece su vida en familia y su negocio, pero con el tiempo se convierte en un peligroso álter ego.

"The Beaver" se grabó antes de la crisis en su relación con Grigorieva, que empeoró la reputación de Gibson en Hollywood luego de que se le descubriera pronunciando insultos antisemitas mientras conducía ebrio en el 2006.

Foster dijo que no sabía si la película podría ayudar a Gibson a mejorar su reputación, pero que sí sirve para conocer su alma.

"Creo que está orgulloso de lo que ha mostrado y creo que quiere que la gente vea ese lado de él. Es un hombre increíblemente reservado, así que lo que muestra en la pantalla es lo más profundo a donde se puede llegar, esa es nuestra manera como actores de decirle a la gente: 'Este soy yo'".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada