Gilliam preserva última reverencia de Ledger en Parnassus

TORONTO ( AP). Terry Gilliam ha enfrentado tantos obstáculos haciendo películas, que podría escribir una fábula sobre un artista frustrado titulada " La maldición de Gilliam".

Libró batallas épicas con los jefes de los estudios en " Brazil" y " Los hermanos Grimm". Su fantasía " Don Quixote" con Johnny Depp se clausuró a escasos días de comenzar el rodaje.

Su más reciente filme, " The Imaginarium of Doctor Parnassus", se creyó perdido tras la muerte de Heath Ledger en medio de la filmación. Gilliam inicialmente sintió que debía desechar la cinta, en la que Ledger interpreta a un sospechoso recaudador de fondos caritativos que cae con una compañía teatral que recorre la moderna Londres en un artilugio estilo medieval tirado por caballos.

" El astro muere en la mitad de la película. ¿Qué haces? Estas cosas no pasan. ¿Qué película ha continuado en esta situación?", dijo Gilliam en una entrevista en el Festival Internacional de Cine de Toronto, donde " Doctor Parnassus" se exhibió previo a su estreno de este viernes.

" Pensé que hay un karma y que me odia. No creo en un dios, pero el karma está ahí para atraparme".

Resignado a dejar otro filme inconcluso, Gilliam, de 69 años, encontró que sus colaboradores no le permitirían zafarse tan fácilmente: " Vas a terminar esta cinta. Es el último espectáculo de Heath. No dejaremos que lo entierren".

La solución: Depp, Jude Law y Colin Farrell intervinieron para completar el papel de Ledger en tres secuencias de fantasía en las que el personaje atraviesa un espejo mágico. Los créditos finales incluyen la emotiva dedicatoria: " Una película de Heath Ledger y amigos".

El cariño de Gilliam hacia Ledger es evidente, aun cuando bromea sobre las presiones para terminar sin él el filme.

" Tenía que ser lo suficientemente buena para ser la última película de Heath; odio ese tipo de presión. Me acordaba de él todo el tiempo. Va y se muere y me deja con esto", dijo Gilliam, dejando soltar una carcajada. " Esta es una lección para todos los actores jóvenes: si faltan un día a su trabajo, hay tres actores de primera línea esperando para quitárselos".

" Doctor Parnassus" cuenta con Christopher Plummer en el papel principal, un anciano que alcanzó la inmortalidad y la eterna juventud en un trato con el diablo (Tom Waits). El personaje de Ledger es clave en un intento de Parnassus por mantener a su hija (Lily Cole) alejada del diablo.

Gilliam escribió el guión con su antiguo colaborador Charles McKeown.

" Creo que él es todos los personajes en esta película. El se desenrosca el tope de la cabeza y todos salen gateando en distintos momentos del día", dijo Waits, quien también apareció en la cinta de Gilliam " The Fisher King" (El rey pescador). " Cuando uno trabaja con él, es fácil, todos (los personajes) nacen de él, si uno quiere hacer cualquier alteración está hablando con el sastre".

Único estadounidense entre cinco británicos en " Monty Python's Flying Circus", Gilliam fue el hombre detrás de alocados interludios animados del cine y la TV.

Su carrera en solitario comenzó en 1977 con la aventura de Lewis Carroll " Jabberwocky" (La bestia del reino) y llegó a la cima en 1981 con el éxito comercial " Time Bandits" (Héroes del tiempo).

" Los estudios no pudieron reconocer el filme terminado como algo que la gente querría ver", dijo Gilliam. " Esa fue la primera piedra. Estaba convencido de que todos mis prejuicios contra Hollywood se confirmaron. Y entonces viene 'Brazil'. Eso fue la gota que colmó el vaso".

Una tragedia disfrazada de comedia, " Brazil" se estaba pudriendo en Universal, que no quería estrenarla porque no le gustó el deprimente final.

Gilliam exhibió el filme en secreto ante la crítica y publicó un anuncio a toda página en la publicación de Hollywood Variety preguntándole al jefe de Universal, Sid Sheinberg, cuándo la lanzaría. Universal finalmente cedió y estrenó " Brazil" luego que la Asociación de Críticos de Cine de Los Angeles la seleccionó mejor película del año.

" Voy contra el sistema porque este pueblito de miedosos controla lo que ve el mundo y eso no me gusta. Odio las limitaciones que ellos básicamente le imponen al mundo", dijo Gilliam.

El director se tropezó con problemas de producción y enormes excesos de costos en " Las aventuras del Baron Munchausen" (1988), pero tuvo éxito comercial y entre la crítica con dos filmes de Hollywood en los 90: " The Fisher King" y " Twelve Monkeys" (Doce monos).

El astro de " Fisher King", Robin Williams, dijo que Gilliam es un gran colaborador para los actores y el personal creativo, pero que " si uno produce sus películas, estará siempre en la posición del enemigo".

" El siempre ha dicho que necesita una posición adversaria que lo motive", dijo Williams. " Es un animador de corazón y cree que si uno puede imaginarlo puede realizarlo. Y la mayoría de la gente dice, 'Sí, pero saldrá caro'".

La primera colaboración de Gilliam con Depp, " Fear and Loathing in Las Vegas" (Miedo y asco en Las Vegas) de 1998, fue un fracaso. Pero el par se llevó bien y Depp firmó para hacer " The Man Who Killed Don Quixote", una producción que se canceló a seis días de iniciada en medio de una enfermedad del coprotagonista Jean Rochefort e imprevistos que incluyeron una monstruosa tormenta que arrasó con parte de los equipos de rodaje.

El director siguió adelante con " Los hermanos Grimm", con Ledger y Matt Damon. Gilliam y los patrocinadores de la cinta, los entonces jefes de Miramax Bob y Harvey Weinstein, se pasaron en desacuerdo todo el rodaje y el filme se estrenó en 2005, un año después de lo previsto.

Tomó años de batallas legales, pero Gilliam recuperó los derechos para rodar su versión de " Don Quixote", reescribió el guión y espera rodarlo en 2010.

" Toda persona razonable e inteligente dice, '¿Por qué te gastas la vida haciendo esto?'", dijo Gilliam. " Uno tiene que ser poco razonable. Uno tiene que ser ilógico. Me parece, especialmente si enfrentas a Quijote, que tienes que estar loco".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada