Greg Kinnear: "Encontrar buenas películas es difícil para todo el mundo"

El actor estadounidense Greg Kinnear, cuyo nombre saltó a la fama internacionalmente por películas como "As Good as It Gets" o "Little Miss Sunshine", admite que encontrar películas buenas e innovadoras "es difícil para todo el mundo".

"Siempre siento un poco de esperanza cuando se hace algo que no he visto antes, con una idea inspiradora", indicó en entrevista con Efe el intérprete, cuyo filme "Brigsby Bear", del debutante Dave McCary, clausuró la Semana de la Crítica del Festival de Cannes.

Aceptó ese trabajo, asegura, por el guión, firmado por Kevin Costello y Kyle Mooney, que es también su protagonista.

La película debe su nombre al título de un programa infantil de televisión hecho para un solo espectador, James, un joven secuestrado de niño que ve cómo el único mundo que había conocido, y con ello esa emisión, acaban de repente cuando es liberado.

"Sus ideas no pueden ser tomadas como rehén y su inocencia es contagiosa", apunta Kinnear (Logansport, 1963), que interpreta a Vogel, detective con una pasión frustrada por la actuación.

En su vida personal, él se muestra realista sobre los pros y los contras de la interpretación, aunque dice seguir disfrutando realmente de ella "en esa fracción escasa de tiempo" en el set en el que un actor ejerce de verdad su trabajo.

Esta última película es, en cierto sentido, un homenaje al cine: "Contar la historia de alguien que se enamora de él es muy especial para nosotros. Hemos sido amigos desde niños y narrar la historia de una persona a la que le gusta hacer vídeos y los hace con su amigo refleja nuestra vida", cuenta el director en referencia a Mooney.

McCary, fundador del grupo de comedia Good Neighbor, cree que esta ópera prima "está muy relacionada con la nostalgia".

"Somos gente nostálgica. Crecimos en los ochenta y en los noventa y yo todavía veo los programas que veía cuando era niño. Sigo teniendo todos los juguetes y por eso está tan bien tener a Mark Hamill, que hacía de Skywalker en 'Star Wars'. De pequeño estaba obsesionado con él", añade Mooney.

Hamill encarna al secuestrador, que junto a su mujer mantiene más de dos décadas recluido al joven y crea con medios caseros ese programa de televisión que para el pequeño es su única vía de escape, y que este último decide continuar una vez liberado.

La película acompaña al protagonista en su inmersión en la realidad, acostumbrado a no vivir en ella.

"Una de las cosas que me parece especial sobre el filme es cómo cada personaje lo acepta, aunque sea un poco raro. Es muy fácil no querer a alguien como él, pero me gusta la idea de que la gente en nuestro mundo trata a alguien diferente con respeto ", concluye el director.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes