"Guardianes" lleva a Marvel en una nueva dirección

Pese a su perfecto linaje de superhéroes, siempre ha habido algo de aprehensión hacia "Los Guardianes de la Galaxia".

Desde que el presidente de Marvel Studios coqueteó con la posibilidad de hacer una película basada en el libro de historietas sobre un equipo de fariseos intergalácticos, la propuesta ha sido calificada como riesgosa por críticos, por seguidores y por el mismo presidente de Marvel Studios, Kevin Feige. Eso nunca le preocupó al escritor y director James Gunn, el experto del terror más conocido por "Slither" ("Criaturas rastreras") de 2006.

"Me da lo mismo que la gente piense que es un riesgo", dijo Gunn con la mayor naturalidad en una entrevista reciente, reclinado en una cómoda silla negra en una sala de proyecciones de los estudios Disney — la misma sala de cine íntima en la que recientemente terminó de trabajar en la digitalización y color de "Los Guardianes", que se estrena el viernes.

Mientras el divertido grupo tiene similitudes con el revoltijo de superhéroes "The Avengers" ("Los Vengadores"), que recaudó más de 1.500 millones de dólares alrededor del mundo, "Los Guardianes" incluye personajes más oscuros de la mitología de Marvel y — aparte de un prólogo que narra el momento en el que un joven Peter Quill (interpretado por Chris Pratt) es arrancado de la Tierra — transcurre completamente en el espacio.

No se hace mención al Capitán América. Ni a Tony Stark. Ni a Thor.

"De muchas maneras, no es una película de superhéroes", dijo Gunn. "Es una aventura espacial. No estamos repitiendo lo mismo de Marvel. Es distinto. Estamos expandiendo el universo de Marvel. No estamos copiando el universo de Marvel en el espacio. Lo estamos haciendo de otro modo".

Gunn hizo una pausa y se reclinó aún más en su silla. "Sí, probablemente es arriesgado", agregó.

A diferencia de "The Avengers" de 2012, cuyo equipo protagónico se basó en cinco décadas de historias de superhéroes y cinco películas, Gunn se dio a la tarea no sólo de adaptar una serie de historietas que tiene pocos años sino de establecer un ambiente de camaradería en una banda de rebeldes interestelares que incluye a un mapache insolente (cuya voz hace Bradley Cooper) y un fornido extraterrestre (interpretado por el luchador Dave Bautista).

"Es un reto porque nadie sabe realmente quiénes somos, y lo genial de eso es que estamos empezando desde cero", dijo Bautista, quien interpreta a Drax el Destructor. "Podemos hacerlo como queramos que sea. Las posibilidades son infinitas cuando hablamos del espacio sideral y todas estas civilizaciones diferentes. Podemos ir tan lejos como nos permita la imaginación".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes