Halle Berry no concibe su trabajo como actriz sin su papel de madre

Puede que Halle Berry alcanzara el punto álgido de su carrera hace más de 15 años gracias a su aclamado papel en 'Monster's Ball', que le valió el único Óscar de su carrera y el único a Mejor Actriz Protagonista otorgado a una mujer afroamericana, cuando todavía no se había estrenado en la maternidad.

No obstante, ella está convencida de que no fue hasta que tuvo a sus dos hijos, Nahla (9) y Maceo (3), cuando experimentó el apogeo de su talento interpretativo debido a que el nacimiento de sus retoños le ha dotado de una sensibilidad especial que ha perfeccionado su trabajo ante las cámaras, de la misma forma que su trayectoria profesional ha hecho de ella una madre mejor.

"Tener una carrera y sentirte realizada en ese sentido hace que seas mejor madre. Te hace ser capaz de operar en tu carrera con un sentido de la compasión y una empatía que te hace una empresaria mejor. Tienes que tener ambas facetas y tienes que seguir intentando descubrir cómo compaginarlas de la mejor manera posible. A veces no lo hacemos bien. Y sabes qué, no pasa nada porque así sea", ha asegurado en una entrevista reciente concedida a la revista People.

En ese sentido, a la artista le reconforta pensar que hace todo lo que está en sus manos para dedicar el mayor tiempo posible a sus pequeños mientras sigue cumpliendo con sus compromisos laborales, y no duda en aconsejar a otras mujeres en su misma situación a que se tomen ambas responsabilidades con calma y sin ningún sentido de culpabilidad.

"Es imposible poder mantener un equilibrio completo todo el tiempo. Supone un esfuerzo constante poder estar un poco más aquí, un poco más allá, e intentar sentirte un poco menos culpable. Siempre les digo a mis amigas que son madres que está bien tomarse un descanso de vez en cuando y no dejar que la culpa nos corroa por dentro. Debemos pensar que todo va a salir bien", ha manifestado también.

Aunque Nahla y Maceo -fruto de sus relaciones con el modelo Gabriel Aubry y el actor Olivier Martinez respectivamente- son tan solo unos niños, Halle ya ha planeado para ellos una vida adulta donde ambos sigan su ejemplo y tomen las riendas de su propia vida, tanto en el plano profesional como en el ámbito más personal.

"Espero que lo hagan mis dos hijos, pero especialmente mi hija. Ella tendrá que trabajar y yo quiero que lo haga, que tenga independencia y que dirija su propia vida. Ya está aprendiendo que esto es lo que tendrá que hacer", ha concluido.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes