Los hijos de Hugh Jackman hacen un pequeño cameo en su última película

Por norma general, Hugh Jackman y su mujer, la también intérprete Deborra-Lee Furness, prefieren mantener a sus retoños -Oscar, de 17 años, y Ava, de 12- lo más alejados posibles de toda la fanfarria en torno a la meca del cine para evitar que comiencen a tener ideas 'peligrosas' de cara al futuro.

Sin embargo, durante una de las visitas familiares al set de rodaje de la última película del famoso actor, 'The Greatest Showman', decidieron permitirles probar suerte delante de las cámaras, y el resultado de este experimento ha sido un breve cameo de los dos adolescentes en el filme como extras.

" Los dos salen en la película, como espectadores entre el público del circo. Estuvieron allí unos tres días y les encantó", se ha encargado de revelar su madre a la revista OK!

El primogénito del matrimonio ya había aparecido junto a la estrella de Hollywood en otro de sus anteriores filmes, 'Australia', en la que compartía reparto con Nicole Kidman.

En aquella ocasión su participación también fue muy breve, pero suficiente como para convencerle de que su vocación no estaba en el cine."En aquella época tenía 10 años, y el director, Baz Luhrmann, le hizo repetir la misma toma durante cuatro días. Básicamente tenía que subir unas escaleras y pasearse de arriba a abajo. Al final me dijo que no sabía cómo yo aguantaba mi trabajo, porque era la cosa más aburrida que había hecho nunca. No pude evitar pensar para mí mismo: 'Misión cumplida'", apunta el protagonista de 'Lobezno'.

Quien sí parece haber heredado la pasión por el mundo del entretenimiento de sus padres y el talento musical del actor ha sido su hija."A ella le gustaría estar encima de un escenario, cantando y bailando, o convertirse en chef. Yo siempre le digo que la idea de ser chef es mucho mejor", reconoce divertido Jackman, que prefiere dar otras opciones a su niña, especialmente después de comprobar lo mucho que disfrutó con su primera experiencia cinematográfica.

"Les encantó a los dos. Ava me dijo que era de lejos lo mejor que yo había hecho nunca. Tiene 12 años, así que es exactamente el tipo de historias que le gustan".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes