Idris Elba acumula detractores en intento de ser el nuevo James Bond

De forma similar al intenso debate que se originó el verano pasado en Inglaterra a cuenta de la elección de una actriz negra, la reputada Noma Dumezweni, para interpretar al personaje de Hermione Granger en la primera obra teatral del fenómeno 'Harry Potter', la mera posibilidad de que un actor como Idris Elba pueda enfundarse algún día el clásico esmoquin del agente 007 no ha dejado de generar en los últimos años reacciones dispares tanto entre la opinión pública británica como entre el propio gremio de intérpretes.

La última en pronunciarse sobre lo idóneo o no de que el versátil británico ocupe un papel que, en los más de 50 años de historia de la franquicia, ha estado reservado únicamente a artistas blancos es la veterana estrella televisiva Joanna Lumley, quien no ha dudado en mostrarse contraria a la idea al tiempo que ha intentado evitar que su respuesta pudiera verse asociada de alguna manera al origen étnico de Idris.

"Idris Elba es impresionante pero no creo que sea adecuado para el papel de James Bond porque la descripción del personaje queda bien clara en los libros. Que no se me malinterprete, yo no veo colores en lo que a la interpretación se refiere, y la verdad es que él es un pedazo de actor y, en cualquier caso, una gran estrella", se explica la veterana intérprete a la revista Radio Times.

Cierto es que, a diferencia del caso de Dumezweni, cuyos críticos quedaron en evidencia al argumentar que el fichaje de una actriz negra contravenía unas novelas que, como incidió la propia autora J. K. Rowling, en ningún caso especificaban el color de su piel, Ian Fleming -creador de James Bond- estableció un retrato físico y psicológico muy concreto del agente 007 a lo largo de toda su producción literaria.

Sin embargo, teniendo en cuenta que incluso en la conservadora escena teatral del Reino Unido cada vez tienen más cabida actores negros que se ponen en la piel de personajes concebidos originalmente como blancos -como ha ocurrido en adaptaciones recientes de obras de William Shakespeare o Christopher Marlowe-, partiendo de la premisa de que el aspecto exterior es intrascendente en comparación con la credibilidad que proyecta su actuación, podría parecer que los argumentos que se esgrimen contra Elba distan mucho de ser sólidos y consistentes.

Aunque la citada Joanna Lumley se ha apresurado a descartar de plano que su postura se vea motivada por un factor tan delicado como el de la raza, hay que recordar que hace escasos meses el actor Pierce Brosnan, quien dio vida al icónico espía entre 1995 y 2002, no tuvo ningún reparo en atribuir directamente al color de piel del intérprete su percepción de que no era el candidato ideal para seguir sus pasos en la longeva saga.

"James Bond tiene que ser blanco y hombre. Por eso tampoco creo que debería existir una Bond femenina. No, lo tengo claro, debe ser un hombre. James Bond es un personaje masculino, y ya tiene un nombre preestablecido. Su nombre es Bond, James Bond", expresaba el actor irlandés en conversación con la misma publicación a principios de este año.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes