"Iron Man 2", un super héroe en la piel de Robert Downey

LOS ANGELES ( AFP). Tras el colosal éxito de " Iron Man", enésimo personaje de historietas de Marvel llevado a la gran pantalla, Robert Downey Jr vuelve a ponerse su armadura invencible para un segundo episodio que vuelca el filme de acción hacia la comedia y la burla de sí mismo.

" Esta película es un verdadero regalo de escritura, gracias al final de la primera parte", declaró la semana pasada el guionista Justin Theroux a periodistas en un hotel de Beverly Hills, donde estaba reunido todo el equipo del filme.

En el final de " Iron Man" -que recaudó hasta ahora más de 570 millones de dólares en el mundo- el personaje de Tony Stark (interpretado por Robert Downey Jr) revelaba al público que era el superhéroe de armadura de acero, nuevo defensor de las viudas y huérfanos.

El segundo episodio narra cómo Stark, playboy millonario y descortés, asume su fama planetaria, dividido entre la arrogancia y el sentido del deber.

El realizador y ex actor Jon Favreau, de nuevo al mando de la película, se benefició de un casting impresionante, con el regreso de Robert Downey Jr y Gwyneth Paltrow, pero también la llegada de Scarlett Johansson, Don Cheadle, Sam Rockwell, Samuel L. Jackson y el formidable " malo" de Mickey Rourke.

Consultado sobre su método de trabajo, Jon Favreau asegura que ama dar un poco de libertad a sus actores. " No soy un titiritero. Lo que sé hacer es reunir a las personas y crear una buena alquimia. Creo poder decir que tengo buen ojo para eso".

Pero con un comediante imprevisible como Robert Downey Jr, el director debe saber soltar las riendas sin comprometer la película.

" Robert es un artista, cree en la espontaneidad y en la libertad creativa. Huye de la rutina. Está siempre moviendo las cosas, en todo sentido", explicó. " Pero también hay otras personas cuyo trabajo es decir 'Ok, es necesario que hayamos terminado esta escena a la hora prevista'. Es un equilibrio permanente, como en todos los platós".

Downey Jr, revelación en la película "Chaplin" de 1992 antes de caer en la droga y protagonizar luego un regreso glorioso al estilo Hollywood, reconoce su amor por la improvisación y la escritura.

" Vengo de una familia en la cual se escribía (su padre es un guionista y realizador 'underground') y adoro todo eso. Pero no improviso tampoco como en un show unipersonal, no es el objetivo", indicó.

Scarlett Johansson, tras sus papeles en " Lost in translation" o " Match Point", interpreta en su primera película de acción los papeles de secretaria y de implacable combatiente de artes marciales, envuelta en un tórrido traje de látex negro.

" No quiero hacer más nada que no implique un desafío para mí", afirmó la actriz. " Por lo que si ya he hecho algo, no quiero volver a hacerlo".

Confirmó que la escritura de los diálogos -sorprendentemente abundantes para una película de acción- " era muy abierta".

" Podías realmente intentar impulsar tu personaje", explicó.

En cuanto a Gwyneth Paltrow, se trata de una de sus pocas actuaciones tras el nacimiento de sus hijos. Aseguró que ya no puede hacer " más de una película por año".

" Es triste para mí, pero es así", indicó, acariciando el sueño de actuar en una comedia musical.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada