Julia Roberts se confiesa hinduista desde hace mucho

Tokio (EFE). La actriz Julia Roberts aseguró que el hinduismo formaba parte de su vida desde mucho antes de rodar en la India su última película, "Eat Pray Love" (Comer, Rezar, Amar), al tiempo que consideró que la felicidad es el mejor ingrediente para el éxito y la belleza.

"No es que hiciera esta película y, de repente, me pusiera a practicar hinduismo", explicó Roberts en una abarrotada rueda de prensa en Tokio para presentar ese filme, basado en la exitosa novela de la periodista Elizabeth Gilbert.

La actriz estadounidense, que recibirá el próximo 20 de septiembre el Premio Donostia del 58 Festival de Cine de San Sebastián, interpreta en "Come Reza Ama" a la propia Gilbert que, tras divorciase, emprende un viaje cultural y espiritual para encontrarse a sí misma por Italia, la India y Bali, donde conocerá a un empresario brasileño, interpretado por Javier Bardem.

Sobre algunas noticias publicadas acerca de su supuesta conversión repentina al hinduismo tras visitar la India, la actriz, que visita Japón por primera vez, dejó claro que esa religión forma parte de su vida desde "hace mucho tiempo".

"Desgraciadamente, en la época de internet, Twitter, chats y todo lo demás, las cosas se distorsionan", comentó la actriz, ataviada con un vestido veraniego de colores y el pelo recogido en coleta.

La ganadora de un Oscar en 2001 por "Erin Brokovich" y de tres Globos de Oro recalcó hoy en la capital nipona que, a diferencia de la protagonista de su última película, ella no haría "ningún cambio" en su propia vida.

Nombrada en abril de nuevo la mujer más guapa del mundo por la revista "People", Roberts, de 42 años, insistió que "el ingrediente secreto para la belleza, signifique ese término lo que signifique, es ser feliz", lo mismo que para tener éxito.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada