"Jumanji" ofrece estrellas y diversión

Más de dos décadas después de que Robin Williams conquistara este complicado juego de mesa, "Jumanji" ha resucitado con más estrellas deslumbrantes (Dwayne Johnson, Kevin Hart y Jack Black), un director de comedia y un giro “moderno”. El resultado es "Jumanji: Welcome to the Jungle", una película muy agradable, con un intercambio de cuerpos muy entretenido y algunos bonitos mensajes sobre ser y creer en ti mismo.

Por qué tuvo que ser "Jumanji" es un misterio. Incluso como una cinéfila que tenía 12 años cuando se estrenó la primera y que realmente disfrutó la aventura dirigida por Joe Johnston y la fantasía de ser arrastrados dentro de un juego de mesa, la idea de que exista una fanaticada de “Jumanji” o que la “marca” sea tan fuerte que necesita una nueva versión parece dudosa, por decir lo menos.

Existen muchas secuelas innecesarias, y cuestionar el propósito de su existencia es un ejercicio innecesario. La única razón por la cual digo esto es que "Welcome to the Jungle" de Jake Kasdan pasa mucho tiempo esforzándose por justificar cómo está conectada con "Jumanji", incluyendo un prólogo completo en el que se explica cómo el juego de mesa evolucionó para ser un videojuego en 1996.

La idea aquí es que cuando te transportas al juego de pronto eres un personaje del juego con todo en cuerpo y alma, pero tu personalidad real queda intacta. Así es como un grupo de adolescentes muy diferentes castigados por el director de su secundaria, incluidos el tímido nerd Spencer (Alex Wolff), el jugador de fútbol Fridge (Ser'Darius Blain), la chica popular y superficial Bethany (Madison Iseman) y la chica demasiado inteligente para hacer deportes Martha (Morgan Turner), se transforman en avatares interpretados por Dwayne Johnson (Spencer), Kevin Hart (Fridge), Jack Black (Bethany) y Karen Gillan (Martha).

Todos cambian sus papeles: la chica nerd es guapa ahora (y lleva poca ropa), la chica guapa se transforma en un hombre de mediana edad regordete, el chico flaco se convierte en La Roca y el jugador de fútbol es ahora bajito y debilucho. Juntos tendrán que aprender a aceptar sus nuevos cuerpos, talentos y debilidades.

Desde luego que hay mucha comedia fácil en estas situaciones, como cuando Spencer admira sus nuevos músculos y Bethany se acostumbra a su nueva anatomía masculina. Además los actores principales son geniales imitando las expresiones faciales de sus contrapartes adolescentes, especialmente Johnson y Black.

¿Qué se le puede reclamar a un montón de estrellas de cine haciéndose los graciosos y enviando un mensaje de “cree en ti mismo”?

Hay algunas decisiones raras, especialmente para la Gillan de Martha, que lleva el mínimo de vestuario (seguro es una broma sobre lo que suelen usar los personajes femeninos en los videojuegos, pero sin importar lo autorreferencial que puede ser, todavía es su vestuario). También hay un momento en el que Bethany le enseña a coquetear (porque todos deciden que coquetear con unos guardias de seguridad malos es la única forma en la que pueden engañarlos). Quizá todo esto es para divertir, pero probablemente hubiera sido diferente si alguno de los cuatro guionistas hubiera sido mujer.

Pero “Jumanji: Welcome to the Jungle” no requiere de tanto escrutinio. Sus placeres superficiales son lo suficientemente fuertes para asegurar una tarde navideña divertida en el cine.

"Jumanji: Welcome to the Jungle" de Sony Pictures tiene una clasificación PG-13 en Estados Unidos, por contenido que podría ser inapropiado para menores de 13 años como escenas de acción o sugerentes y parte de su lenguaje. AP le otorga dos estrellas y media de cuatro.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes