Kate Beckinsale sucumbió a las altas temperaturas durante su último rodaje

Al margen de lo satisfecha que está con los resultados del rodaje que ha desembocado en el reciente estreno de su nueva serie 'The Widow', la actriz Kate Beckinsale no ha querido restar relevancia a esas adversidades que tuvo que afrontar durante su período de trabajo en Sudáfrica, donde está ambientada esta producción del gigante Amazon, así como sobre el inoportuno desmayo que sufrió en plena grabación como consecuencia de las altas temperaturas.

"Hacía mucho calor en general, pero especialmente en el set de rodaje. Era insoportable y, de hecho, acabé ingresada en el hospital un día después de desmayarme. Afortunadamente, antes de caer pude apoyarme en este actor tan grande y simpático, así que puedo decir que tuve suerte. ¡Ya tengo otro amigo para toda la vida!", ha revelado la también protagonista de la saga 'Underworld' en conversación con el diario Daily Mail.

Hace menos de un mes, la que fuera esposa del actor Michael Sheen -y madre de una joven de 20 años llamada Lily- informaba directamente a sus seguidores de las redes sociales sobre la "dolorosa" ruptura de un quiste ovárico que acababa de sufrir, aunque de momento se desconoce si semejante contratiempo se produjo durante su estancia sudafricana o una vez de vuelta en Inglaterra.

En lugar de pronunciarse sobre el último de los percances mencionados en su entrevista con el medio británico, la estrella del cine de acción ha preferido sorprender al personal con una curiosa anécdota que, sin duda, pone de manifiesto que su carácter aventurero -y quizá algo temerario- no se ve únicamente asociado a su trabajo y a los intrépidos personajes a los que da vida en la ficción.

"Tuve oportunidad de participar en un safari y acabé cepillándole el pelo a un león. No voy a mentir, fue un momento algo aterrador", ha confesado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes