Kate Del Castillo dice atravesar buen momento en Hollywood

LOS ANGELES (AP). Kate Del Castillo ya no le tiene miedo a la soledad de Hollywood, donde su nombre es cada vez más conocido.

La residente de Los Angeles graba por estos días su papel para la exitosa serie "Weeds", del canal de cable Showtime, en la que comparte la pantalla con su compatriota Demián Bichir y la protagonista Mary Louise-Parker.

Esta semana también apareció en un capítulo de "The Cleaner", del canal por cable A&E, serie estelarizada por el actor de ascendencia peruana Benjamín Bratt, y fue nombrada nuevo rostro de L'Oréal Paris para México, Estados Unidos, el Caribe y Canadá.

Pero a pesar de ya no vivir en México, no deja de trabajar en español. Está a la espera del próximo estreno de "Vidas cruzadas", mininovela a transmitirse en agosto sólo por internet, en la que comparte papeles protagónicos con el brasileño Guy Ecker.

Atrás quedaron los años de abuso doméstico durante su matrimonio con el ex futbolista mexicano Luis García, según denunció la propia actriz en su libro "Tuya", del 2007. La recordada estrella de la telenovela "Muchachitas" tiene un nuevo amor y dice sentirse feliz, satisfecha y más madura ahora, que por primera vez es independiente.

Es un momento que la actriz de 36 años asegura estar disfrutando al máximo.

"Estoy en esa onda de pasarla bien ... se trata de estar feliz contigo misma. Ahora todo lo que hago lo hago sólo porque me gusta", dijo a The Associated Press Del Castillo en una entrevista. " Por primera vez me conozco a mí misma, tengo madurez, no tengo miedo a equivocarme".Del Castillo aparece como "Pilar Zuazo" en "cuatro o cinco capítulos" de la quinta temporada de "Weeds". Su personaje es "la más mala, que va contra "Nancy" (Parker), quien tiene un romance con "Esteban" (Bichir), en el papel del alcalde de Tijuana, México, explica Del Castillo sin dar más detalles.

"Actuar es lo que sé hacer y lo que me interesa. No me interesa trabajar en otra cosa, quiero hacer lo que me hace feliz, aunque esto (signifique hacer) películas independientes", agregó la actriz de telenovelas como "Ramona" y "La mentira".

Durante la entrevista en un hotel en el oeste de Los Angeles, una asistente de mesera le pidió su autógrafo, mientras la estrella daba detalles de su viaje a París para grabar anuncios como nueva portavoz de L'Oréal Paris.

Luego explica que la fama no la absuelve de la soledad.

"El otro día estaba en casa y no tenía nadie quien hablar", apunta Del Castillo, agregando que vive con su perrita Lola. "Todos tenemos miedo de estar solos".

Afortunadamente, cuenta como siempre con el apoyo de su padre, el actor Eric Del Castillo, y del resto de su familia, añade.

"No pasa un día sin que hable con ellos", dijo sobre sus padres la actriz de "La misma luna". "Durante mis luchas en este mundo difícil, lo único que me ha mantenido en pie ... ha sido mi familia".

En México no sólo viven sus padres sino también su novio, el actor Aarón Díaz. Y aunque niega tener un pie en Estados Unidos y el otro en su país natal, dice "estar feliz aquí y tener el corazón allá".

"Aquí estoy bien. Allá ya no tengo casa, sólo voy a visitar a mis padres o a trabajar ... si quisiera estar allá, estaría allá ... pero mi corazón está allá", sostuvo Del Castillo.

De Estados Unidos le gusta el profesionalismo de Hollywood.

"Aquí todo mundo entiende que es un privilegio estar en el set ... hay mucha competencia, pero sin lastimarse el uno al otro ... he aprendido a respetar el trabajo de todos", explicó. "He podido estar de tú a tú con Kevin Kline (en el filme 'Trade')".Pero no se ajusta a la "poca espontaneidad" ni la "superficialidad" de Los Angeles, dice.

"Siento que falta amor, hay mucha preocupación por cómo te ves", dijo la actriz. "Si quieres ver a un amigo, lo llamas y te dice, 'A ver, déjame ver, tengo tiempo la próxima semana'. ¡Oye!, quien sabe si la próxima semana estaré viva".

De México, extraña casi todo, menos los años como víctima de violencia intrafamiliar que dice haber superado.

"Es raro, ¿no? Después de tantos años de vivir con una persona y ahora hablar así, como si fuera un extraño", puntualizó Del Castillo reiterando que se ha liberado del estigma de la vergüenza de víctima de violencia doméstica. "Ahora no permito que me digan nada".

Añadió que algo que le ayudó a quitarse el miedo que le dejó el abuso fue aventarse de un avión en paracaídas. También le ayuda escribir poesía en su tiempo libre.

"Son momentos tuyos, para saber quién eres y qué eres", comentó sobre sus momentos a solas y su pasatiempo con la pluma.

Por lo pronto, no quiere hacer planes a largo plazo sino disfrutar el buen momento que atraviesa.

"Sé que suena muy trillado, pero si no estás feliz contigo, no puedes estar feliz con otras personas", dijo. "El matrimonio, los hijos, ojalá, si vienen, se tarden en venir".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes