Keanu Reeves inicia segunda etapa en su carrera

MEXICO (AP). Con más de 40 de películas filmadas el actor Keanu Reeves siente algo muy similar a cuando empezó frente a las cámaras, ya que ha entrado en una segunda etapa de su vida profesional.

"Siento que estoy iniciando la segunda etapa de mi carrera así como estoy iniciando la segunda etapa de mi vida y me está yendo bien", dijo optimismta Reeves el viernes en conferencia de prensa para presentar en México su más reciente película "El día que la tierra se detuvo".

"Es un tiempo distinto, y es un lugar diferente en la vida, en términos de la historia que puedes contar", afirmó. "Esta segunda etapa de mi carrera es el (nuevo) reto frente a mí".

En la cinta, dirigida por Scott Derrickson quien también estuvo presente en la conferencia, Reeves interpreta a Klaatu, un extraterrestre que adopta una forma humana para cumplir su misión.

Para el actor de la trilogía de "Matrix" el mayor obstáculo a vencer durante el rodaje fue haber interpretado a un ser de otro planeta por una razón algo obvia: "No pude salir con ningún 'alien'", bromeó.

"(El reto) fue más sobre aterrizar el concepto, y en la película el concepto fue sobre ser una conciencia alienigena habitando un cuerpo humano. Fue un papel divertido", acotó luego.

La cinta, es una nueva versión de la película homónima de 1951, del director Robert Wise que entonces abordaba la Guerra Civil y el peligro de las bombas nucleares.

Tanto el director, como el actor se defendieron al asegurar que retomar la idea de la película original no se debió a una crisis creativa.

"Los 'remakes' son una tradición de Hollywood. La trama se levanta por sí misma, para ser retomada. No es una nueva versión. Es un replanteamiento", argumentó Reeves.

Por su parte, Derrickson, también director de "El exorcismo de Emily Rose", dijo que no pretendió infundir ningún tipo de miedo al abordar el tema de la destrucción de la Tierra a causa del calentamiento global, en un tratamiento apocalíptico.

"Me gusta la historia, y la cinta original me gusta mucho (también)", dijo el cineasta.

"Lo que tenía sentido para mí fue actualizar la historia a una nueva era, con nuevos problemas", señaló. "No estoy interesado en crear ningún miedo de la vida real. Es una reflexión no tanto sobre el miedo, sino sobre los líos en los que nosotros mismos nos hemos metido, como raza humana y cómo tratamos el planeta".

Derrickson, quien adelantó que ya trabaja en una nueva versión de "alto presupuesto" basada en el poema de John Milton, titulado "Paradise Lost", señaló que de haber un mensaje en la cinta es que "algunas veces los líos que hacemos son las cosas que nos motivan a cambiar, llegan a ser las cosas que nos impulsan a evolucionar, a crecer y llegar a ser algo mejor".

Reeves reconoció que pesar de interpretar a un ser que juzga la justicia en la Tierra, el filme habla "sobre reconocernos a nosotros en cierta manera. El personaje reconoce que tenemos la habilidad para cambiar".

Trabajar junto a las ganadoras del Oscar, Kathy Bates y Jennifer Connelly fue para Reeves, "algo maravilloso".

"Siempre he sido un fan de Connelly y Kathy Bates... siempre espero trabajar con actores con quienes pueda contar una historia", manifestó el actor quien descartó dar detalles de los proyectos que le han propuesto recientemente.

Por lo pronto, la música tampoco estaría contemplada en su carrera, ya que su banda "Dog Star", con la que estuvo nueve años, "se desintegró".

Sobre el reciente caso de un paparazzi brasileño que le imputaba ser el responsable de una lesión en su mano, y del que salió triunfante cuando el jurado determinó que no era así, Reeves se mostró satisfecho.

"No estoy en el ojo público porque no salgo tanto, me quedo en casa. Tuve un incidente muy desafortunado que creo se resolvió de una manera justa absolutamente", declaró. "El veredicto fue justo y veraz".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes